Cobran y no pagan

Cobran y no pagan

Explican la causa de los problemas en el Isstey

3lomuestra1

La millonaria deuda de los organismos públicos estatales con el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey), estimada en $2,059 millones, se debe a que estas entidades, aunque prevén el pago de sus aportaciones a ese instituto en sus presupuestos anuales y cobran a sus trabajadores la cuota de su afiliación, equivalente al ocho por ciento de su salario mensual, ese dinero no llega a su destino o por lo menos así ocurría en el gobierno anterior, afirma el economista Antonio Osorio Acevedo, director de Información Sistemática de la Península.

Lo mismo ha sucedido, dice, con los descuentos a los trabajadores con préstamos al Isstey. El gobierno sólo debe descontarlo y entregarlo, pero en los cinco años de Yvonne Ortega no se hizo y por eso el tremendo adeudo.

El monto anual de las cuotas que se descuentan a cada uno de los trabajadores afiliados al Isstey asciende a 230 millones, explica el Informe de Gobierno, a pregunta expresa de un diputado.

Agrega que como el instituto “no tiene facultades coercitivas de cobro” -sólo manda mensualmente exhortos de pago-, el gobierno del Estado envió al consejo directivo de esa institución, el 23 de diciembre de 2013, “una carta de intención en la que propone un vehículo de pago para su adeudo”.

El consejo se dio por enterado, añade el documento, y creó un grupo de trabajo que en 75 días hábiles deberá decidir sobre dicha propuesta.

En otro apartado del mismo Informe de Gobierno aparece un documento de la calificadora de inversiones HR Ratings que advierte que, de acuerdo con la valuación actuarial hecha a ese instituto, “a partir del año 2015, el Isstey tendrá que empezar a utilizar los recursos de su reserva actuarial considerada en $3,939 millones, para hacer frente a sus obligaciones” o bien que cada entidad morosa del gobierno estatal, municipal u organismo descentralizado, “absorba el déficit” que le corresponda.

En este sentido, añade HR Ratings, “se estima que el periodo de suficiencia” del Isstey llegará hasta 2027, año a partir del cual se requerirá que el gobierno del Estado haga aportaciones extraordinarias al fondo de reserva, esperando que el monto financiado sea de $395.5 millones anuales.

El crecimiento en saldos de cuentas por pagar, principalmente los adeudos al Isstey, en la contabilidad del gobierno estatal, dice el informe de HR Ratings, “presiona sus métricas de liquidez y de liquidez inmediata” y reduce su capacidad de maniobra financiera.

HR Ratings, señala el documento, “dará especial seguimiento a desviaciones en el comportamiento de las finanzas de la entidad, principalmente en el control del gasto, en la gestión de recursos, así como en la contratación de créditos adicionales, tanto de corto como de largo plazo y en el pago de obligaciones sin costo financiero, ya que dichos factores pueden incidir directamente en la calificación crediticia del Estado”.

De todos los pensionados y jubilados del gobierno yucateco, el Isstey atiende al 27%. El resto recibe sus prestaciones a través del gasto corriente del gobierno estatal.

En otra pregunta de los diputados al gobernador, éstos piden conocer el número de empleados del Isstey al inicio de esta administración y el número actual.

El Informe consigna que al 1 de enero de 2013, “el instituto alcanzó el número máximo histórico de empleados, con 1,260, pero a la fecha la nómina es de 1,050 trabajadores”.- HERNÁN CASARES CÁMARA




Volver arriba