Voces del público

Cuestión de esperar

Ojalá que por el Tren Transpeninsular que están promoviendo en el Estado, después de gastar los miles de millones de pesos o dólares, no nos vayan a dar vagones viejos de segunda mano, porque si ponen los vagones que usan los países asiáticos, esos trenes sí son los buenos, pero si después de tanto gasto quién sabe a qué político se va a beneficiar, nos van a dar una porquería de transporte que ya es desecho en aquellos países y luego lo venden como nuevo, porque ya dieron lo que tenían que dar, como se acostumbra hacer en nuestro querido estado, mejor que ni lo hagan. La ruta definida no es nada nuevo, ya desde el año pasado en un rotativo se había anunciado, porque en esa zona se haría el nuevo aeropuerto; por estrategia sólo es cuestión de esperar a ver qué nos traen, pero es una manera de hacer mejoras y mejoras, porque no quieren quedar en entredicho. Licenciado Jorge Borges Loría [email protected]érida Yucatán

Desatención en la Japay

La Junta de Agua Potable de Yucatán ha perdido actualmente su deseo y obligación de servir al pueblo y existe un desorden total en la atención a los reportes por fugas; he visto esta apatía cuando son reportados casos de fugas de agua potable en predios deshabitados y el derrame de agua se convierte en enormes charcos. Este desperdicio parece no importarle a la Japay que dirige actualmente el ingeniero Manuel Bonilla Campo. En otros casos, cuando los empleados de la Japay atienden las quejas y tienen que romper calles y aceras, no regresan a repararlas o no lo comunican al Ayuntamiento de Mérida para que hagan este servicio que corresponde a la Japay, causando perjuicios ya que tanto calles como aceras continúan deteriorándose. En las oficinas de atención ciudadana le ponen numerosas trabas a los ciudadanos jubilados que acuden en busca de un descuento a los cobros que les hace la Japay por consumo de agua y no falta la advertencia “si usted pide un descuento ya se priva de participar en otros beneficios como son los sorteos entre otras cosas”, además piden muchos documentos como comprobante de pagos de la pensión por el IMSS, etcétera. Se habla de la jefa de prensa de la Japay, Carolina Herrera Casares, de que no asiste a su trabajo. Las razones son obvias: es actriz regional de la empresa Herrera y hace actuaciones en bares, restaurantes con Dzereco, Nojoch y Mario III. Respecto a los espectaculares y anuncios de los sorteos en realidad sí son los padres de Carolina “La Cosi”, de nombre Mario Herrera III y Zailly Casares. Pero como son premios de “campaña”, le justifican sus faltas y le dan trabajo a la familia. -Martha Soberanis Carrillo; [email protected]; Mérida, Yucatán




Volver arriba