Viajan a Progreso a disfrutar el mar

Largas filas en las terminales de los taxis y camiones

1 / 2


Parte de la "cola" en la terminal de autobuses "Autoprogreso"
Numerosos personas en la fila del paradero de taxis que viajan a Progreso. Miles viajaron ayer


Familias enteras, grupos de jóvenes, vendedores ambulantes, turistas y músicos callejeros formaron parte de la caravana que desde temprana hora partió rumbo a Progreso y los puertos cercanos a ese punto para disfrutar del mar y la playa.

Terminados los oficios religiosos de jueves y viernes santos, parte de la población meridana que carece de automóvil comenzó otro calvario, el de trasladarse a los puertos y después realizar el camino de regreso.

VER  más fotos sobre la actividad vacacional en playas y cenotes de Yucatán

Pero en este caso la recompensa fue la distracción y el descanso en la costa, tomando cerveza, comiendo pescado frito y dando zambullidas en la orilla del mar, con frecuencia con la ropa puesta en vez del traje de baño.

En las dos terminales se formaron filas de hasta 200 personas, las cuales se mantuvieron así desde las 9 de la mañana hasta el mediodía. Autoprogreso puso en circulación continua 23 de los 30 autobuses de su flota, incluidos las que llegan a Chelem, con capacidad de 46 pasajeros cada uno.

Los boletos cuestan $18 (sencillo) y $33 (redondo). Los adultos mayores y los niños viajaron gratis.

-El viernes no hubo movimiento porque la gente respeta las tradiciones religiosas -indicó el gerente de esa terminal, José Luis López Cáceres, quien espera que hoy domingo también haya muchos viajeros.

Entre los viajeros estuvo Vicente Gamboa Serrano, estudiante de la Prepa 2, quien partió con un amigo y esperaban pasar la noche en algún hotel.

Por su parte, Saúl Méndez Sánchez, empleado de Pemex en Tabasco, viajó junto con su esposa y su hijo de ocho meses de edad. Son de Tamaulipas y vinieron a Mérida para tramitar una visa y aprovecharon ir a Progreso.

Iván Aguilar Navarro y dos amigos llevaron guitarras, tambores y otros instrumentos musicales. Su fin era divertirse y tocar en las calles para recuperar parte de lo que gasten.- Hansel Vargas

Vacacionistas.

Saturan las terminales

En la terminal de taxis colectivos hubo quienes esperaron dos horas en la fila para abordar alguna de las 56 camionetas que estuvieron girando durante el día.

Sector popular

La mayor parte de los viajeros son familias de bajos ingresos, muchos llevaron viandas porque no pueden pagar el pescado frito y mucho menos almorzar en algún restaurante del puerto.

Etiquetas: