Un talento que se hereda

Hijo de voceador publicitario, tras los pasos de su padre

Carlos  López se inició como  voz publicitaria del Bazar García Rejón. Ahora la que se escucha es de su hijo

Con una rudimentaria grabadora de alambre, Carlos Enrique López Pérez se inició como la voz publicitaria del Bazar de Artesanías García Rejón. Actualmente, la voz que se escucha en ese lugar es la de su hijo, quien sigue el legado de su padre.

“Desde los 15 años de edad empecé a dedicarme a anunciar los bailes de la colonia, en los pueblos, las kermeses, toda mi vida me he dedicado a esto”, expresa Carlos Enrique López.

“En el año 1962 -indica-, lo que es ahora el Bazar García Rejón era un mercado que se llamaba ‘La Placita’, pero ese edificio se derrumbó y entonces fue cuando se construyó el bazar”.

Ante la problemática de que nadie entraba a visitar el lugar, que estaba “vacío”, el presidente de la Unión de Baratilleros del mercado lo contactó, ya que conocía de su trabajo en almacenes y otros lugares del centro como anunciador.

“Me llamaron para hacer que entre la gente al bazar, no había nadie, ¡estaba vacío esto!”, expresa entre risas.

“Actualmente ya no hay un espacio disponible”, agrega.

A fines de ese mismo año fue cuando empezaron a poblarse los puestos de los “baratilleros”, gracias a su trabajo como la voz del mercado; “ya para los siguientes años y hasta 1968 el bazar se empezó a llenar totalmente de artesanías nacionales y del estado”, comenta el voceador.

Señala que cuando empezó el trabajo como la voz publicitaria del bazar, utilizaba una grabadora rudimentaria de alambre, de la marca Western. Con ella realizó los primeros anuncios.

Ya para 1980 adquirió la primera grabadora de cinta magnética.

“Y el Bazar seguía su curso, creciendo el número de comerciantes. Día a día se fue ocupando, hasta quedar completamente lleno de artesanías, de reparadores de reloj, joyerías taquerías, cocinas económicas y muchas otras cosas, como se puede observar hoy día”.

La voz ahora es de su hijo, Juan Carlos López Franco, quien con el apoyo de su padre, siempre realiza las grabaciones procurando tener los decibeles que marca la Organización Mundial de la Salud.- Abraham Bote

Continúa | Legado

Carlos Enrique López Pérez ha enseñado a su hijo Juan Carlos talentos y aptitudes.

Heredero de la voz

Ahora su hijo continúa su legado e indica que son otros tiempos los de ahora. “Siempre se sigue promocionando el bazar, invitamos a la agente a que entre”.

Desde pequeño

“Continuaré este trabajo hasta que se pueda. Llevo en esto ya 26 años. Desde los 16 empecé ayudando a mi papá”.

La tecnología en apoyo

Ahora gracias al internet y más avances, se les facilita el trabajo. “Nos piden grabaciones y por medio del “WhatsApp” mandamos grabaciones, o también por medio del correo electrónico. Por último el fundador de la voz publicitaria del Bazar García Rejón, puntualiza: “Siempre estaremos a la vanguardia en todos los adelantos tecnológicos, para prestar un mejor servicio a los usuarios que nos dan su confianza para hacer un buen trabajo y así ellos mismos pueden ser sus anunciantes”.




Volver arriba