Un encuentro de 2 mundos

Unirán a niños mayas y no mayas en inédito diálogo

Los usos y costumbres de los mayas serán motivo de un intercambio de experiencias entre niños en Uxmal el sábado

El próximo sábado, a las nueve de la mañana en el Hotel Hacienda Uxmal, se llevará al cabo un evento inédito en Yucatán: un encuentro entre 25 niños mayas y 25 no mayas, con objeto de que intercambien experiencias de manera directa, sin intermediarios.

El singular foro es auspiciado por Mayaland Resorts, Universidad Maya, Colegio Español Mexicano, la Edarays, la Escuela Ajedrez Estrategia y Tácticas de Vida y el municipio de Santa Elena.

Se trata del lanzamiento del programa educativo “Educación necesaria e impostergable para los mayas”, del profesor Jaime Novelo González, inspector escolar bilingüe de la zona 103, de la Dirección de Educación Indígena, de la Secretaría de Educación del gobierno estatal.

Abrazo fraternal

Según se informa en la invitación, el “Encuentro entre dos mundos yucatecos” es “una iniciativa de abrazo fraternal entre dos colectivos representantes de los dos mundos de Yucatán: el mundo maya y el mundo no maya, donde los protagonistas más sensibles, los niños, nos llevan a todos los yucatecos a vivir la sincera emoción de sentirnos un poco en ambos mundos a la vez”.

También se indica que la actividad busca establecer un modelo ejemplar que dé lugar a numerosos y crecientes eventos de acercamiento entre estos dos rostros humanos, pero no tan cercanos por limitaciones de tipo educativas y de estructura social en general, “que a veces no tiene el máximo culto a la visión humanista de que todos somos uno y debemos vivir interconectados y apoyándonos”.

El encuentro, se añade en la invitación, tiene varias fuentes que tienen el objetivo común de justar y mejorar los dos mundos de Yucatán, poniendo especial énfasis en dotar al mundo maya de mejores oportunidades educativas y sociales en general.

Gran coincidencia

El proyecto, dicen los organizadores, busca hacer que coincidan, en espacio, tiempo, intenciones y abrazos, a 25 niños mayas y 25 no mayas acompañados de sus respectivos padres para compartir experiencias, en un evento donde estos dos grupos humanos son tan cercanos y lejanos a la vez.

Dos aportaciones

Los niños mayas son de la comisaría de San Simón, municipio de Santa Elena. Los niños no mayas son del Colegio Español-Mexicano de Mérida. El programa de actividades se basa en dos tipos de aportaciones particulares básicas:

1) los mayas brindarán demostraciones de sus usos y costumbres como pueblo autóctono, con el gran mensaje eterno de su cultura: “lo divino se da al hombre de forma espontánea en su contacto cercano y sensible con la naturaleza”.

2) Los no mayas brindarán su espiritualidad, mezcladas con los paradigmas del bienestar material característico de la modernidad en un mundo cada vez más globalizado donde el intercambio cultural está facilitado.




Volver arriba