Tiran los árboles a la calle

Mal ejemplo de meridanos podría causar incendios

Pinos ya secos tirados en la calle podrían ser causa de un incendio

Como una desobediencia o desafío al Ayuntamiento de Mérida, familias meridanas que compraron árboles naturales para las fiestas decembrinas pasadas tiran en la vía pública los pinos secos, con el riesgo de propiciar algún incendio en la zona urbana.

Esta anomalía y mal ejemplo ciudadano se aprecia con mayor frecuencia en las colonias y fraccionamientos del oriente de la ciudad, pero reportes en las redes sociales indican que es un problema general porque los recolectores de basura no los llevan, pues pretenden cobrar más de la tarifa oficial que fijó el Ayuntamiento de $20.

Al finalizar la Navidad, Año Nuevo y las fiestas de los Reyes Magos, el Ayuntamiento abrió nueve centros de acopio en distintos rumbos de la ciudad, donde pretende captar 3,000 árboles para convertirlos en composta para parques y jardines; pero la falta de cultura ecológica y colaboración de los meridanos que desechan sus árboles secos no sólo aumenta el problema de la basura, sino que crea un ambiente de riesgo de incendio en zonas urbanas o lotes baldíos que se convierten en cementerio de pinos.

Los pinos costaron de $600 a $1,000 y los compradores los transportaron en sus vehículos particulares, pero ahora prefieren contribuir a la contaminación.- Joaquín Chan Caamal

 




Volver arriba