Recuerdan a conscriptos llevar sus cartillas para su sellado

Los jóvenes conscriptos que se inscribieron este año para realizar su Servicio Militar y obtener su Cartilla, deben acudir a la Junta Municipal de Reclutamiento para que se les ponga el sello de “bola blanca” (encuadrados) o “bola negra” (a disponibilidad), de acuerdo con los resultados del sorteo anual realizado el domingo 17 de noviembre, informó la directora de Gobernación del Ayuntamiento de Mérida, Lizette Mimenza Herrera.

La funcionaria explicó que el sellado de la Cartilla Militar es un trámite que se realiza antes que los jóvenes acudan a las instalaciones militares donde entregarán ese documento

Realizar el Servicio Militar y obtener la Cartilla es un procedimiento en cuatro fases, dos de las cuales corresponden a los ayuntamientos y las últimas dos a la Secretaría de la Defensa Nacional, precisa: la inscripción y el sorteo corresponden al Ayuntamiento y el resto del proceso a la Sedena.

Explicó que en la primera fase los jóvenes obtienen su cartilla no liberada, y en el sorteo se determina si les toca hacer el servicio encuadrados o a disponibilidad, precisó.

Las otras dos fases son la realización del Servicio Militar y la liberación de la Cartilla, que en Mérida queda bajo la responsabilidad de la Base Aérea Militar No. 8, en la 66 Sur, y en el XI Batallón de Infantería, en la 42 Sur, añade la funcionaria municipal.

La funcionaria dijo que de los 4,091 jóvenes conscriptos, sólo 1,850 han regresado a la Junta Municipal de Reclutamiento para que les sellen sus Cartillas. Recordó que el proceso de sellado concluye en este mes.

La Licda. Mimenza Herrera fue entrevistada durante una visita que le hicieron los niños “gritones” que colaboraron en el sorteo anual: Alexis Jared Pallota Pat, Miguel Angel Ucán Quintal y los hermanos Jonathan Alejandro y Johan de Jesús Aldana Ventura, a quienes les entrego unos obsequios. También estuvo presente Mario Aragón Castillo, jefe del departamento de la Junta Municipal de Reclutamiento.

COMUNICADO.




Volver arriba