Recomendaciones para el uso de “bombitas”

Ante el ya tradicional uso de juegos pirotécnicos durante esta etapa final del año, sobre todo al llegar el Año Nuevo, el Departamento de Protección Civil Municipal hizo  recomendaciones a los meridanos para el uso de esos artefactos y, sobre todo, para que ejerzan puntual supervisión y vigilancia, sobre todo para evitar que niños hagan uso de ellos.

Venta de “bombitas” en la vía pública

El titular de esta dependencia, Fernando Estrada Novelo,  manifestó que el uso inadecuado de estos artefactos de pólvora representa un peligro para quienes los utilizan e incluso para los que están en los alrededores, así como para estructuras o vehículos, que pueden incendiarse.

—Si las “bombitas” no son bien utilizadas, la gravedad de las lesiones provocadas pueden resultar desde quemaduras de primero hasta tercer grado o, en algunos casos amputaciones de alguna extremidad y también pueden ser causa de incendios —explicó.

Estrada Novelo hizo un llamado especialmente a adultos, para vigilar a los menores cuando se realicen quemas de juegos pirotécnicos y, de preferencia, evitar que tengan contacto directo con ellos y así evitar accidentes.

—Los fuegos artificiales se hacen para disfrutarse pero de forma segura y responsablemente, por lo que la prevención es importante para nuestro bienestar y el de nuestra familia —agregó

Bajo este esquema el funcionario municipal emitió las siguientes recomendaciones: No llevar productos explosivos en la cajuela del auto, ya que pueden explotar por una fuga de combustible o un cortocircuito. En el hogar, mantenerlos en lugares fríos, secos, fuera del alcance de los niños y lejos de cualquier fuego.

—Si un juego pirotécnico no funciono, nunca se deben intentar volver a encenderlo, ya que puede activarse y explotar en cualquier momento, por lo que se deben de esperar hasta 10 minutos para acercarse al artefacto.

—Hay que leer todas las, advertencias, etiquetas y aviso de peligro con cada pieza de productos pirotécnicos, para entender cómo trabaja el producto y los peligros asociados con el uso de ellos.

—Encender los fuegos artificiales uno por uno; los petardos nunca deben ser colocados en botellas o latas sino en el suelo, ya que la detonación podría estar acompañada de proyectiles; la pirotecnia no debe ser manejada por niños, sino por adultos. En caso de que los menores los usen, deberá ser bajo la supervisión de un adulto.

—No arrojar ningún producto pirotécnico a personas, animales, viviendas, vehículos o cualquier objeto que pudiera ser dañado porque pueden provocar un accidente o un incendio; en caso de sufrir un accidente con la pirotecnia, lavar la parte del cuerpo afectada con agua fría y limpia y no aplicar pomadas o productos convencionales. Luego, envuelva con gaza o paño limpio la zona dañada; llamar al servicio de emergencia o acudir al centro médico más cercano –finalizó Estrada Novelo.- COMUNICADO 

 

 

Etiquetas: