Petición maya de lluvias

Turistas presencian el Cha Chaac en el cenote de Kikil

TIZIMÍN.- Turistas nacionales y extranjeros fueron parte de la ceremonia maya del Cha Chaac en el cenote de Kikil, en la que el h´men Dionisio Pat fue el encargado de pedir las lluvias para este año.

Ayer, desde las 7 de la mañana se comenzó a preparar el altar para solicitar a los guardianes o dueños del monte (aluxes) permiso para honrar al dios de la lluvia.

La entrada al cenote fue las 9 de la mañana, ya con el altar preparado.

Dionisio Pat comenzó con las oraciones explicando que el altar se pone de frente al Sol para la entrada de la energía y en los cuatro puntos cardinales se ponen velas y la tradicional agua de pozole, que se sirve en jícaras de todos tamaños.

Acto seguido, Dionisio elaboró el licor con miel, agua y corteza de la planta balché, el cual fue resguardado bajo el altar hasta la repartición de los conocidos los pibes.

Durante la ceremonia, turistas se acercaban para presenciar este ritual y tomar fotos, algunos hasta fueron parte de la celebración, sacrificando a las gallinas indias y se las pasaron a más de seis señoras del poblado quienes se encargaron de hervir y desplumar a las aves para preparar el conocido “cool”, platillo preparado a base de verduras y de pollo.

La ceremonia finalizó con una limpia para librar de los malos aires a los presentes.- Jacqueline Mejía Castor




Volver arriba