Paraliza a la ciudad

El juego de México aleja de las calles a muchos meridanos

1 / 3


En parques, restaurantes, establecimiento comerciales y domicilios particulares la gente se reunió para ver el partido de México de ayer
Arriba, clientes de una chicharronería ven el juego mientras esperan su turno. A la izquierda, una vista de las calles desiertas por unas horas a causa del partido


Antes del juego los meridanos derrocharon optimismo y confianza de que México derrotaría a Holanda, incluso el gobernador Rolando Zapata Bello pronosticó que el mercador sería de dos goles contra uno a favor de la Selección Nacional.

Las playeras verdes superaron por mucho a la guayabera, la alegría que prevaleció en los hogares cuando México anotó su primer gol se transformó en tristeza en las familias y las oraciones dedicadas al equipo nacional en las iglesias no concretaron el milagro.

Mérida amaneció ayer como si fuera un día después de la Navidad o Año Nuevo: con calles y comercios vacíos durante la mañana.

Sólo la tradicional Bici-Ruta tuvo buena afluencia antes del partido, pero durante el juego la ciudad estuvo paralizada y en silencio hasta que México anotó su gol que hizo estallar un enorme grito, cuyo eco se replicó en todos los rincones de la ciudad.

El grito de ¡México, México! se oyó fuerte en el Monumento a la Patria gracias a la familia jaliscience de Sofía Pérez que acudió al emblemático monumento meridano para festejar el buen juego de la selección mexicana.

“México mereció ganar. Con los árbitros no vamos a poder. No fue pénalti”, dijo la eufórica aficionada. “Tanto que se había tirado el contrario (Robben) hasta que el árbitro nos dio el tiro de gracia”.

Vacacionista

Sofía Pérez informó que es de Guadalajara. Vino con su familia de vacaciones y cuando ganó México a Croacia celebró en el monumento con los meridanos.

“Aquí no festejan como en Guadalajara. Está apagada la afición, no hay casi nadie”, indicó. “Pase lo que pase hay que estar con la Selección en las buenas y las malas. Para mi ganamos, pero el árbitro nos lo quitó”.

Algunos claxonazos de automovilistas que pasaron por el Monumento a la Patria se solidarizaron con sus vítores de ¡México, México! y de ¡Piojo, Piojo!

El futbolista amateur del Roger’s Raúl Vázquez Echeverría asistió a Paseo de Montejo, pero no festejó. Permaneció sentado en la acera junto con otros compañeros con rostro tristeza.

“Fue muy triste el juego porque al final nos metieron los dos goles”, lamentó. “México merecía ganar. Estoy orgulloso de cómo jugaron. Lamentablemente sí fue pénalti. La regó Márquez”.

“A México le faltó aguantar los últimos minutos. Debieron defenderse más”, dijo el futbolista y estudiante.

Para el chetumaleño Diego Vázquez, quien está de paseo en Mérida con su familia, México estuvo excelente “pero el árbitro nos fregó”.

“Vi el partido. Estuvo emocionante. Fue un pénalti confuso”, señaló. “México no merecía perder, estuvo excelente y superó en juego a Holanda”.-Joaquín Chan Caamal

Mundial | Operativo

La SSP dispuso una amplia operación policiaca, pero no intervino ni detuvo a nadie.

Cerco

Los policías estatales dejaron que los pocos aficionados que fueron al Monumento a la Patria festejaran libremente, pero cuando la gente subió a los riscos se formó una valla de uniformados al frente.

Euforia

La gente entró a la fuerza al monumento y la SSP cercó el lugar con vallas metálicas.



Volver arriba