“No son comparables”

Responde a las declaraciones del PRI la Comuna

Protesta de estudiantes del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) por los trabajos aún inconclusos de la calle 60 Norte, obra que el Ayuntamiento de Mérida dice que no se puede comparar con la del Paseo de Montejo, como pretende hacer el presidente estatal del PRI, Carlos Pavón Flores, pues los materiales y las obras en sí son diferentes en calidad y costos

Los trabajos de reconstrucción de la calle 60 Norte con concreto hidráulico comenzaron el sábado 19 de octubre de 2013 y se espera abrir a la circulación en ambos cuerpos el próximo lunes, informó el ingeniero Carlos Arcudia Aguilar, director municipal de Obras Públicas.

La inversión total en la obra será de $85 millones, de los que ya se erogaron $59 millones.

En relación con las declaraciones que hizo el presidente estatal del PRI, Carlos Pavón Flores, quien comparó el tiempo y costo de las obras de repavimentación con asfalto realizadas por el gobierno del Estado en Paseo de Montejo y los trabajos en la calle 60 Norte, Arcudia Aguilar manifestó lo siguiente:

-Son obras completamente diferentes. No hay punto de comparación, empezando por el material utilizado en las avenidas, además de que en la calle 60 se hicieron trabajos periféricos, con los que no contó el Paseo de Montejo. Comparar ambas obras es como tratar de comparar peras con manzanas.

-El concreto asfáltico utilizado en Paseo de Montejo es de aplicación más rápida, más barata pero de menor vida útil, pues dura si acaso cinco años, en tanto que el concreto hidráulico tarda más tiempo en aplicarse y requiere mayor inversión, pero su vida útil es de 30 años, por lo que a la larga es más económico y de mayor utilidad para la ciudad.

-La reconstrucción de pavimento de la calle 60 Norte, del Circuito Colonias a la calle 17 (avenida Marcelino Champagnat) en dos cuerpos, comprende 65,858.48 metros cuadrados y 6,632 metros lineales.

-Adicionalmente se perforaron pozos profundos para drenaje pluvial, se construyeron rampas para personas en sillas de ruedas, andadores en camellones, glorieta de tres carriles, aspersores del sistema de riego de la glorieta, guarniciones y banquetas, pasos peatonales, áreas verdes, bancas y señalamientos. No se trató de una simple repavimentación, como la que se hizo en Montejo.

-Los trabajos incluyen la reubicación del monumento a San Marcelino Champagnat, así como pavimentación de calles aledañas y bacheo.

-Nunca se cerró el paso en la vía. Se hicieron todas las adecuaciones para perjudicar lo menos posible a los meridanos, y se trabajó de acuerdo con un programa de obra consensuado con los habitantes de la zona y los comercios ahí establecidos. No hubo imposición, sino que se trabajó con ellos.

-El Ayuntamiento no compite y considera que la repavimentación de Paseo de Montejo fue acertada, donde la administración municipal hizo las obras complementarias, como jardinería, alumbrado público, reparación de arriates, adecuación de embanquetados, entre otras. Por eso los meridanos vieron a personal municipal trabajando ahí.




Volver arriba