"No" a legalizar la droga

“No” a legalizar la droga

Advierten en un congreso DARE del riesgo social

3_030414p6darephoto01

Durante la inauguración del XIII Congreso Nacional de Instructores DARE, se reiteró la advertencia sobre el peligro de legalizar en México el consumo de estupefacientes y se pidió que la sociedad deje la inacción y se involucre para combatir y prevenir el problema de la drogadicción.

Se expuso que eso último es necesario porque el consumo de alcohol y drogas ilícitas no se detendrá con acciones policíacas en materia de seguridad pública.

También se indicó que las adicciones son lo que más daño hace a cualquier grupo social porque genera una corrupción irreparable, arrebata la vida de seres queridos, destruye a familias y cancela el futuro de los individuos y de toda la comunidad.

Esa reunión nacional, que incluyó a uniformados de Brasil, se realiza en el hotel Holiday Inn, concluirá el viernes y congrega a 120 agentes de Baja California, Chihuahua, Jalisco, Morelos, Sonora, Nuevo León y Yucatán.

Todos ellos son instructores del programa DARE que se realiza en escuelas para prevenir la drogadicción. El objetivo de la junta es intercambiar experiencias y capacitarlos mejor.

Los visitantes participaron con sus uniformes azules de gala, hicieron competencia a los reporteros tomando fotos y filmado los discursos y otros aspectos ceremoniales.

Llamó la atención la cantidad de mujeres que son agentes policíacos y que asistieron a esa reunión, al grado que el alcalde Renán Barrera pidió al auditorio darles un aplauso.

En el inicio de esa actividad participó Michael Kuhlman, director internacional de operaciones de DARE, quien indicó que en sus viajes por el mundo para supervisar ese trabajo constató que los niños son iguales en todos los países, y también que en todos los casos los objetivos del trabajo de esos instructores es el mismo: dar a los infantes herramientas para decidir y alejarse de las drogas.

-Hoy día el programa DARE llega a 50 países en los que se hablan 10 idiomas.

En otro discurso, Nora Badilla Soto, presidenta nacional DARE, pidió actuar ahora contra la drogadicción si se desea tener un futuro mejor.

-Si pensáramos que el futuro depende de las decisiones del presente entonces no habría necesidad de plantear la legalización de las drogas, lo cual tendrá un costo social mayor al que genera actualmente ese problema.

En esa ceremonia se expuso que la visión sobre el papel de la sociedad para poner fin a la drogadicción también es compartido por las corporaciones policíacas.

-Reducir el consumo de alcohol y drogas ilícitas no se logrará con acciones de seguridad pública, sino mediante la tarea de involucrarse en ese problema y dando a los niños herramientas para no caer en ese mal social -manifestó Mario Romero Escalante, comandante de la Policía de Mérida.

Por su parte, el alcalde Renán Barrera Concha manifestó que las adicciones son lo que más daña a toda sociedad, ya que la corrupción que causa es irreparable y además arrebata la vida de seres queridos, destruye familias y cancela el futuro individual y colectivo.

-Cuidar a niños y jóvenes es prioridad para el Ayuntamiento, pero se requiere de la participación de toda la sociedad para mantenerlos fuera de las adicciones.

-En esa tarea necesitamos héroes, no aquellos que arriesgan la vida, sino los que dan su tiempo y esfuerzo. Los héroes de hoy son los que luchan contra la indiferencia, el hastío y el olvido.

-Al crear ciudadanos en las familias fortalecemos la esperanza. De lo contrario, la impunidad, la intolerancia y las adicciones destruyen el alma del ciudadano y atentan contra cualquier idea de convivencia.

En entrevistas con agentes procedentes de Chihuahua y Sonora, se indicó que ese ambiente negativo no ha llegado al interior de las escuelas.

Son raros los casos de niños y adolescentes que caen en el consumo de drogas. Lo que sí se observa es que esos escolares escuchan versiones sobre la vida de opulencia que tienen los barones del crimen organizado.

Se indicó que el turismo en la frontera norte decayó por ese problema de inseguridad pública, pero esa actividad se está recuperando.También se dio que, a diferencia de Mérida, las policías municipales se encargan de las tareas de seguridad y vialidad en las cabeceras y las comisarías, y tienen apoyo de las corporaciones estatales y federales.- Hansel Vargas Aguilar

DARE | Reunión nacional

120 policías instructores de ese programa están en esta ciudad.

Mejorar su trabajo

XIII Congreso Nacional de Instructores DARE tiene como fin intercambiar experiencias y capacitarlos mejor, a fin de realizar una tarea más efectiva en la prevención del consumo de drogas entre estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria.

Decayó en el norte

Se indicó que el turismo en la frontera norte decayó por ese problema de inseguridad pública, pero esa actividad se está recuperando.

También se dio que, a diferencia de Mérida, las policías municipales se encargan de las tareas de seguridad y vialidad en las cabeceras y las comisarías.




Volver arriba