“Me gustaría jugar fútbol”

Un niño de doce años pide ayuda para una cirugía

De izquierda a derecha, Ángel Alamilla Acosta, maestro del grupo de Jesús, Irene Tuz Pacheco, madre del pequeño, Jesús Geovani May Tuz, Isabel Pisté Cacho, directora de la primaria "Agustín Franco Villanueva", y Míriam Guadalupe Cabrera Contreras, maestra de Educación Especial

Jesús Geovani May Tzuc, de 12 años, desearía jugar fútbol, andar en bicicleta o correr con sus amigos, pero lamentablemente debido a la enfermedad que padece no puede hacer nada de eso.

Jesús Geovani vive en la comisaría de Santa Gertrudis Copó y desde hace dos meses no va clases.

La razón es porque padece “Pectus Excavatum simétrico severo que condiciona compresión torácica”.

Esto quiere decir que sufre una compresión en el pecho, de tal modo que su corazón se desplazó hacia el lado derecho; asimismo, sufre compresión en el pulmón izquierdo y sus intestinos también se movieron.

Cuando nació le detectaron una hernia diafragmática y por eso siendo muy pequeño se la pasaba en los hospitales. Cuando cumplió seis años le dijeron que ya estaba bien y le dieron de alta en el Hospital O’Horán, dice su madre, Irene Tzuc Pacheco.

La señora comenta que después de que le dieron de alta, al pasar de los años, la salud de su hijo fue empeorando periódicamente.

“Nunca ha podido llevar una vida normal como cualquier otro niño.

“Cuando jugaba con sus amigos siempre se agotaba demasiado; su pecho se iba comprimiendo más cada día”, señala Irene.

Por su parte, la directora de la escuela primaria donde Jesús estudia, Isabel Pisté Cacho, indica que últimamente lo veían muy decaído y cansado.

“Desde tercer grado no podía hacer las mismas actividades que sus compañeros”, expresa.

Al ver que la condición de su hijo empeoraba, Irene Tzuc decidió llevarlo al médico; entonces le informaron de la enfermedad que tenía.

De acuerdo con su madre, Jesús necesita una operación que es muy peligrosa, de mucho riesgo, por lo que en el estado no hay doctores que se atrevan a realizarla. Debido a esto, tendrían que viajar a la ciudad de México para la cirugía.

La madre de Jesús es empleada doméstica y su padre, jardinero. La señora Tzuc Pacheco obtuvo seguro médico en el “Ignacio García Téllez” del IMSS gracias a que sus patrones la ayudaron, pero tuvo que abandonar su trabajo para cuidar a su hijo.

“Siento que no puedo respirar cuando corro, me gustaría jugar con mis amigos y no quedarme sentado”, expresa Jesús.

La directora, junto con los maestros de la escuela han hecho colectas para apoyar en los gastos de los estudios del niño.”Fomentamos en la escuela los valores de la solidaridad para que todos juntos apoyemos a Jesús”.

El seguro sólo cubre los gastos de la operación y el pasaje en avión hasta el D.F., por lo que la madre solicita el apoyo de la sociedad para reunir el dinero para pagar los gastos de su estancia, los medicamentos, la comida y más cosas que se necesiten.

“No sé qué voy hacer, pero tengo fe en Dios de que regresaré con mi hijo sano para que ya lleve una vida normal”, expresa.- Abraham bote Tun

Solicita apoyo

Para ayudar

Cualquier persona que desee ayudar a Jesús en cualquier forma puede comunicarse a los teléfonos (999) 743-5508 ó (999) 135-2115. También en el domicilio de la familia, en la calle 7-B por 14, en la comisaría Santa Gertrudis Copó; asimismo, en la escuela primaria “Agustín Franco Villanueva”.

Larga cirugía

“La operación que necesita dura unas 12 horas, con la presencia de 20 doctores”, indica la madre.




Volver arriba