"Me divierto y aprendo"

“Me divierto y aprendo”

Hace sus pininos en el arte alumna de un albergue

Angi Alejandra Yam Cauich, alumna del albergue escolar indígena "Cecilio Chi" de Yaxcopoil, con la pintura con la que participa en la exposición "Los aluxes, seres extraordinarios" en la Pinacoteca del Estado

Con diez años de edad, Angi Alejandra Yam Cauich ya es una artista plástica y locutora de su propio programa. Además de realizar diversos actividades y talleres en albergue escolar indígena “Cecilio Chi” de Yaxcopoil, Umán.

Angi, como otros pequeños del albergue, proviene de una familia de escasos recursos y para poder tener acceso a una formación académica acude al albergue de domingo a viernes, donde aprende y disfruta de varias actividades.

La pequeña dice no extrañar a su padres en el tiempo que está internada en el albergue, ya que todo lo que hace mantiene ocupada su mente y se distrae, aunque señala que al principio sí fue difícil no ver a sus padres en toda la semana.

A su corta edad ya muestra talento artístico con una participación en la exposición “Los aluxes, seres extraordinarios”, que se inauguró ayer en la Pinacoteca “Juan Gamboa Guzmán”, ubicada en el centro de la ciudad.

Junto con sus compañeros del albergue, niños de entre seis y 14 años, plasmó en una pintura lo que hay en su interior, lo que siente.

Admite que no sabía pintar, pero con los cursos y talleres que se les impartieron y con la práctica logró hacer un buen trabajo.

Angi señala que gracias a estas actividades ella y sus compañeros se sienten importantes y que las personas los toman en cuenta.

“Es una experiencia muy bonita”, expresa.

La pequeña artista indica que está feliz y contenta con todo lo que ha aprendido en el albergue, que le ha servido para conocer más sobre diversos temas, como la amistad, arte, literatura y radio.

“Me siento feliz, he hecho muchos amigos, me divierto y aprendo mucho”.

A los pequeños desde temprana edad se les está inculcando el gusto y la pasión por el arte y otros temas.

Otra actividad que le gusta mucho a Angi es la radio.

Ella entrevistó a una pareja de “viejitos” que le platicó todo sobre los aluxes, de donde se inspiró para realizar su pintura.

Afirma que es un poco tímida, pero cuando está de locutora eso se le olvida, se siente alegre y se divierte mucho, pero señala que no sabe si cuando crezca se dedicará a esa actividad.

“Me siento feliz porque siento que nos toman en cuenta y que nuestras acciones son importantes”, reitera la pequeña.

Su rostro refleja una sonrisa de felicidad al ver su trabajo expuesto, en el cual se esforzó, pero sobre todo se divirtió mucho.

Ver que las personas se detienen para observar su pintura es una sensación que deja sin palabras a Angi.

Ella indica que el arte es una forma en la que se puede tener un mejor mundo, para que no haya más violencia.

Sus ojos se iluminan cuando muestra al reportero su obra, fruto de su dedicación, mucha imaginación y creatividad.

Angi no sabe qué profesión ejercerá en el futuro, pues sólo tiene 10 años, pero de algo sí está segura, que haga lo que haga quiere ser feliz.-Abraham Bote Tun

De un vistazo

Obras

La Pinacoteca del Estado alberga la muestra de 75 pinturas elaboradas por 40 niños del albergue “Cecilio Chi”, de Yaxcopoil, en Umán, el cual está a cargo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Resultado

Los cuadros son el resultado de un taller que se ofreció a los niños en el albergue y que estuvo a cargo de Jorge Rello Espinosa, director de “La semilla”, de lo que abundamos en la sección de Imagen.

Historias

Además, una pareja de la tercera edad, María Aída Tun Chan y Fernando Pool Couoh, fue al albergue a platicar con los niños todo lo que saben sobre el tema. Los niños escucharon las historias de los ancianos y las plasmaron en sus pinturas.




Volver arriba