Santa Claus llegó a su cita en Petac

“Duendes” de Vrida llevan regalos

1 / 25




Con un poco de retraso a causa del mal tiempo y las lluvias, Santa Claus hizo caso de la petición de los vecinos de la subcomisaría meridana de Petac y les mandó, con sus “duendes”, un poco de felicidad y servicio social a las familias que ahí habitan.Los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), transformados en “duendes” de Santa, llegaron desde temprana hora a la localidad para invitar a los vecinos a que salieran con sus hijos y mascotas al campo de fútbol, para recibir los presentes que desde el “Polo Norte” les enviaron.
Petac es la penúltima población meridana al Sur de la capital yucateca. El pasado 24 de diciembre publicamos una nota sobre cómo pasaban la Navidad y el Año Nuevo.

El deseo
Entre otras cosas, los vecinos comentaron que deseaban que Santa los visitara con algunos apoyos, pues hacía varios años que no acudía y muchos niños de escasos recursos lo esperaban con ansias para ver si les llevaba algún regalito.
“Sí le escribí, pero no me trajo nada, no sé si le llegó la carta, pero tampoco el año pasado me trajo; le pedí muñecas”, dijo Luci Grisel Santana Avilés, de 8 años de edad, vecina de la subcomisaría.

“A nosotros tampoco nos trajo nada (Santa Claus) y sí nos portamos bien”, agregó Nicéforo Alexander Cocom Ávalos, de 10 años de edad, quien observaba la plática del reportero con algunos pequeños de Petac.

La mañana fue de alegría en esta subcomisaría meridana. Los jóvenes estudiantes de Derecho de la Uady jugaron, cantaron, corrieron y repartieron regalos a los más de 60 pequeños reunidos en un anexo de la comisaría.
Mientras los niños disfrutaban del juego, los papás sujetaban a sus perros y gatos para que los vacunaran contra la rabia, los desparasitaran y pusieran inyecciones para prevenir la sarna.

Unos 70 animales fueron vacunados con la ayuda de sus dueños, quienes también recibieron presentes navideños que —en su caso— fueron despensas.

Niños, jóvenes, adultos, perros y gatos pasaron una alegre mañana en Petac, a pesar del aire frío y la llovizna constante, propiciada por el frente frío número 23.

“Qué bueno que vinieron, los niños están contentos con sus regalos, pues muchos de ellos no recibieron nada en Navidad por la falta de recursos, mis hijos entre ellos”, comentó Sandy Ávalos Ramírez.

Otra vecina pidió a las autoridades que los apoyaran con programas enfocados a la juventud, pues desde temprana edad los muchachos de Petac ya empiezan a tener problemas con el alcohol y con las drogas.

José Daniel Carrillo Rodríguez fue el “duende” engargado de coordinar esta altruista labor.
El joven preside la agrupación Voluntad Responsable con la Intención de Ayudar (Vrida), que cuenta con 25 integrantes, en su mayoría universitarios.— Luis Iván Alpuche Escalante

Etiquetas:, , , , , ,