Huyeron del calorón

Ante las elevadas temperaturas viajan al puerto

3caloron11

Acompañada de sus dos hijos, huyendo del calor de los últimos días en Mérida, Carolina Hau Cimé no dudó en abandonar su casa del fraccionamiento Brisas y dirigirse a la terminal de taxis a Progreso, donde tomó una camioneta van que hace el recorrido entre esta ciudad y el vecino puerto.

La mujer, quien esperaba en una larga fila junto con decenas de personas que decidieron viajar ayer a Progreso, comentó que estarían alrededor de cinco horas en el puerto y esperaba gastar entre $300 y $400 por la jornada familiar.

Sus hijos, Víctor y Damián, de siete y nueve años, respectivamente, ya estaban preparados con sus calzoneras, gorras y unos juguetes que llevaron para divertirse en la arena y el mar.

Otros viajeros de ayer fueron los integrantes de la familia Cortés Jiménez, quienes residen en Ciudad Caucel. Esperaban gastar $450 en Progreso, donde comerían pescado frito, refrescos, dulces y “algunas cervezas”.

En el sitio de taxis a Progreso, ubicado en la calle 60 entre 65 y 67, era común observar a personas de todas las edades, desde niños hasta adultos mayores.

En un sondeo, la mayoría comentó que viajaban al puerto para refrescarse ante las elevadas temperaturas que hay en Mérida.

“Y eso que apenas está empezando el calor, va a estar más fuerte en los próximos meses”, dijo Juan Carlos Cortés Hau.

En la terminal de taxis también esperaban las llegadas de las camionetas visitantes que se encuentran de vacaciones a Mérida, como fue el caso de turistas procedentes de la ciudad de México, Oaxaca, Tabasco y de Estados Unidos.

El movimiento fuerte en la terminal de taxis empezó poco después de las 10 de la mañana y se estabilizó poco después de las 14 horas. Las camionetas salían llenas de pasajeros.

Uno de los choferes de los taxis informó que en total hacen el viaje 55 camionetas con capacidad para 13, 14 y hasta 19 pasajeros cada una.

Según se informó, cada una haría cuatro viajes redondos en el transcurso de la jornada dominical.

El precio del viaje a Progreso es de $16.

Autobuses

En la terminal de Autoprogreso, en la calle 62 entre 67 y 65, decenas de personas también hacían fila para comprar sus boletos y viajar al vecino puerto.

En comparación con el fin de semana largo, la demanda de boletos fue ligeramente inferior, según informó el despachador Marco Antonio Sánchez Canul.- Alejandro Acevedo Vales

De un vistazo

Calor

Cientos de meridanos huyeron ayer del fuerte calor y viajaron a Progreso para refrescarse en el mar y pasar el día en familia. El gasto de los meridanos que viajaron al vecino puerto, de acuerdo con opiniones recabadas en la terminal de taxis y en la de Autoprogreso, oscilaba entre los $300 y los $500, ya que muchos comerían en la playa.

Retorno

La mayoría retornaría a Mérida a las 5 ó 6 de la tarde.




Volver arriba