Fuga y baches, mal dúo en Mérida

Fuga y baches, mal dúo en Mérida

Llevan más de dos meses sin reparación en la colonia Cortés Sarmiento

1 / 4


Imágenes de una fuga de agua potable en la colonia Cortés Sarmiento de Mérida.-(Joaquín Chan)
Imágenes de una fuga de agua potable en la colonia Cortés Sarmiento de Mérida.-(Joaquín Chan)
Imágenes de una fuga de agua potable en la colonia Cortés Sarmiento de Mérida.-(Joaquín Chan)
Imágenes de una fuga de agua potable en la colonia Cortés Sarmiento de Mérida.-(Joaquín Chan)


Vecinos de la calle 63 con Circuito Colonias de la Cortés Sarmiento de Mérida ven todos los días mayor deterioro de una parte de la vía pública a causa de una vieja fuga de agua potable localizada casi a la orilla de la transitada avenida interior de la ciudad.

El mal dúo urbano, que seguro se repite en varias partes de Mérida, ya abarca los dos carriles de la calle 63 porque es una vía alterna para sortear las congestionadas calles 59 y 61. La 63 cada día se vuelve intransitable por las dimensiones de los hoyos.

Doña Addy Gómez, cuya vivienda está enfrente de los hoyancos cubiertos de agua, informó que este problema urbano lleva más de dos meses. Primero surgió una leve humedad sobre el pavimento. Luego asomó una fina capa de agua potable que creció hasta formar una hilera que se filtra a la coladera.

Ella y otros vecinos reportaron más de 10 veces dicha fuga a la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán. Días después de los reportes se presentó una cuadrilla de la Japay que supuestamente reparó el daño a la tubería.

Los empleados parcharon el hueco con asfalto, pero a la semana brotó de nuevo el agua potable y hasta hoy sigue emanando el líquido del suelo.

El agua y el paso de los vehículos agravaron el problema porque ya surgió nuevo bache. Los vehículos que transitan en esa calle pasan a chocar porque maniobran bruscamente cuando tienen enfrente los grandes huecos en el pavimento.

“Ya nos fastidiamos de llamar a la Japay. Ya no vienen”, dijo uno de los vecinos que salió de su vivienda cuando vio al reportero tomar fotos del lugar. Joaquín Chan Caamal




Volver arriba