Fallas en servicios municipales, restan calidad de vida

Los servicios públicos municipales siguen siendo el “talón de Aquiles” de la ciudad y cuando éstos fallan se afecta la calidad de vida de los meridanos, señaló el diputado federal del PRI, Mauricio Sahuí Rivero durante un encuentro con vecinos del fraccionamiento Brisas.

El legislador dijo que no hay sector de la capital yucateca en donde no existan cuatro problemas recurrentes: deficiencias en la recolección de la basura, luminarias apagadas, baches y parques abandonados.

“Esas fallas en los servicios inciden en la convivencia de los vecinos, al no haber condiciones para ello se empieza a perder la comunicación y se debilita el sentido de comunidad, al ocurrir eso, pierde la ciudad” abundó.

El integrante de la Comisión de Desarrollo Metropolitano de la Cámara de Diputados sostuvo que las familias que habitan en Mérida no quieren que se pierda el ambiente de tranquilidad y armonía que le ha caracterizado.

Acompañado de amas de casa, recorrió el parque de la zona denominado “El Hormiguero” que luce solitario debido a que el alumbrado público es deficiente y no garantiza la seguridad de quienes pretenden llevar a sus hijos a jugar.

Sahuí Rivero hizo notar que mientras en otras partes del país la gente no acude a espacios públicos por la inseguridad y la violencia, en la capital yucateca las familias dejan de ir a los parques por estar abandonados y en penumbras.

“En ambos casos, la sociedad es la que pierde porque deja de tener ese lugar y momento para la convivencia. Parece un asunto menor que las personas no puedan disfrutar de una tarde en el parque, pero no lo es” subrayó.

 Los vecinos pidieron al diputado federal del III Distrito que recorra las calles para constatar la proliferación de baches en el fraccionamiento los cuales aparecieron desde meses atrás y cada vez son más grandes y profundos.

Como lo ha venido haciendo en sus visitas a través del programa “De regreso de y cerca”, Sahuí Rivero convocó a los colonos a organizarse e iniciar las gestiones ante las autoridades municipales, proceso que ofreció acompañar y respaldar.

“El futuro de Mérida va más allá de visiones partidistas, tienen que tomarse decisiones para procurar que nuestros hijos hereden una ciudad en donde algo tan sencillo como tomar fresco siga siendo algo cotidiano” finalizó.




Volver arriba