"Emergencia" en Cheumán

“Emergencia” en Cheumán

Megasimulacro de "inundación" por un huracán

El secretario general de Gobierno, Víctor Caballero Durán, entrega una bolsa de despensas al director del DIF estatal, Limberth Sosa Lara, durante el simulacro que se realizó ayer en la comisaría de Cheumán

A fin de fortalecer las habilidades, detectar las debilidades y “desempolvar” las acciones que cada institución debe realizar si llegara un huracán al Estado, ayer se realizó un simulacro en la comisaría meridana de Cheumán.

El ejercicio lo encabezó y coordinó el secretario general de Gobierno, Víctor Caballero Durán, junto con representantes de dependencias estatales y federales.

“Estamos en un etapa crítica en cuestión de huracanes, que abarca agosto y septiembre, por lo que es necesario ejecutar simulacros como este”, apuntó el funcionario.

Dicha práctica fue específicamente en “una comunidad que quedó aislada por la subida del manto freático”.

“Esto nos sirve también para ver nuestras fortalezas y debilidades, desempolvar un poco las acciones que deben hacer todas las instituciones como la Sedena, Marina, Conagua, Policía Federal, Fiscalía, Protección Civil, Salud y el DIF. Cada una con diferentes tareas a realizar, con la máxima coordinación para salvar muchas vidas”, señaló.

Durante el evento, el funcionario platicó primero con los representantes de las instituciones participantes para evaluar la situación y trazar un plan de rescate.

Luego visitó una escuela que se acondicionó como albergue para verificar que todo esté correcto. En el albergue se encontraban 56 familias -alrededor de 121 personas: sesenta adultos y 61 menores-. Entre los adultos había una mujer embarazada y otros cuatro tenían con alguna discapacidad. Ahí se les proporcionó atención médica, comida, primeros auxilios y otros servicios.

También se les entregó despensas a cada una.

-Tenemos que ofrecer lo básico en salud, seguridad, alimentos… en cuanto se determina si es necesario sacarlos, si están en riesgo o esperar y rehabilitar la carretera que “se dañó”, al igual que fumigar mientras pasa la contingencia -explicó el funcionario a las familias durante el simulacro.

-Estos casos de aislamiento, a veces no tiene que presentarse debido a un ciclón, sino sólo con una lluvia se inunda el lugar y quedan incomunicados sus habitantes, y hay que buscar las formas de hacer llegar la ayuda y es lo que se puso en práctica en este simulacro.

Destacó la participación y comunicación coordinada de las autoridades. “En todos los sentidos nos necesitamos mutuamente, no podríamos realizar acciones sin su participación: bomberos, la Japay, Conagua, la Marina, personal del DIF, Ejército…”.

La última fase fue la evaluación de daños, donde se tomaron las acciones que se necesitan realizar para devolver a la normalidad el lugar, en el menor tiempo.

Luego anunció que se seguirán realizando simulacros con diferentes escenarios para saber actuar y “no nos tome por sorpresa una contigencia”.- Abraham Bote Tun

De un vistazo

En 2013

Este es el segundo megasimulacro que se realiza en el Estado desde que se inició la actual administración. El año pasado se evacuaron las poblaciones costeras de Río Lagartos y San Felipe para llevar a los pobladores a albergues y constatar el funcionamiento de los mismos.

Participantes

En el simulacro de Cheumán participaron, además de la Secretaría General de Gobierno (SGG), la Unidad Estatal de Protección Civil (Procivy), las secretarías de Seguridad Pública, de Educación y de Salud, el Consejo Estatal de Seguridad Pública, el C-4, la Junta de Agua Potable y Alcantarillado (Japay) y la Dirección de Transporte.




Volver arriba