El poder ciudadano

Ejemplar lucha de una asociación civil de Ciudad Juárez

Aspecto de la represión a un grupo de ciudadanos que se oponía a la construcción del paso deprimido en prolongación Montejo. Un activista juarense comparte sus experiencias para abrir espacios a la ciudadanía en la toma de decisiones

Hace 10 años, la incapacidad del gobierno ante los retos mayúsculos a que se enfrentaba Ciudad Juárez llevó a un grupo de ciudadanos a abandonar la cómoda tranquilidad de dejarlo todo -soberanía y futuro- a autoridades que ni sabían interpretar la realidad ni gestionar eficientemente los recursos públicos.

En este entorno, en que los ciudadanos sentían que eran ignorados -a veces, incluso, despreciados- surgió la asociación civil Plan Estratégico de Juárez. Hoy, como testimonia la actriz yucateca Ofelia Medina en un vídeo alojado en la página web de la organización: “Juárez está convertida en un ejemplo de que, cuando la gente se organiza, participa, demanda, obtiene del gobierno esa justicia que se nos ha negado. En el poder de la ciudadanía, no en los gobiernos, está el cambio”.

Sergio Meza de Anda, presidente de la asociación civil juarense, visita Mérida para compartir con activistas locales las exitosas experiencias de una lucha que pese a todos los obstáculos y no exenta de reveses ha conseguido abrir espacios a la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones que antes le eran ajenas y que poco a poco está modificando la arquitectura democrática de su municipio.

Punto de partida

Plan Estratégico de Juárez, A.C., explica su presidente, va en busca del fortalecimiento de la sociedad civil y su característica sustancial ha sido la exigencia de una nueva relación entre el gobierno y sus gobernados, una relación que garantice el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos.

¿Cuál puede ser el punto de partida en la ruta hacia una acción ciudadana permanente, más allá de los aspectos electorales? “Tenemos que estar conscientes de que lo que pasa en la calle nos afecta. Inmersos en nuestra lucha diaria por la subsistencia perdemos de vista que hay cosas públicas, comunes a todos, que impactan en nuestra vida personal, nos demos o no cuenta. la aprobación del presupuesto para tal o cual obra nos pega, porque ¡es nuestro dinero! y porque modifica nuestra calidad de vida”.

No debemos ignorar que en los errores del gobierno la sociedad es la que paga los platos rotos, dice.

“El principal problema, la raíz de todo esto es que si no nos preocupamos de lo que es de todos, lo común termina siendo aprovechado por unos cuantos… y a río revuelto, ganancia de políticos”.

No es por indiferencia que el gobierno ignora las demandas ciudadanas, la exclusión de la sociedad en las decisiones de la autoridad es intencional, dice.

Un buen principio, aconseja, es organizarnos como vecinos -es una condición que no es ajena a nadie- para vigilar que la autoridad haga su trabajo. Luego, preocuparnos de lo que ocurre más allá de nuestra calle, de nuestro barrio o fraccionamiento. “El gran reto es pensar en términos de ciudad, abandonar la idea de que ‘como yo estoy bien, los demás no me importan’”.

Pacto por Juárez, uno de los proyectos de la asociación, se basa en el entendimiento de que “vigilar” no se limita a observar, sino, fundamentalmente, llevar a cabo, bajo un concepto de “marcaje personal”, un análisis crítico y una valoración pública sobre los planteamientos y sobre las acciones gubernamentales. En este caso, voluntarios dan puntual seguimiento a la actividad de los regidores que integran el Cabildo.

Otro logro importante, destaca Meza, ha sido la reciente promoción de un amparo colectivo para revocar la decisión del Cabildo, que autorizó que el alcalde, su familia y el secretario de Seguridad cuenten con protección de escoltas finalizada su función.

“Este es un gran tema para nosotros”, dice Patricia. “Mediante esta figura los ciudadanos nos podemos amparar ante decisiones de la autoridad que afectan a la colectividad, pero hay muy pocos casos en México porque es un proceso jurídico, porque es caro y porque requiere cierto conocimiento técnico, por eso es importante conocer cómo funciona. Los ejemplos compartidos por Sergio permitirán iniciar una profunda reflexión sobre las tareas que debemos emprender los movimientos ciudadanos en una nueva etapa de nuestro desarrollo y articulación”.- Mario S. Durán Yabur




Volver arriba