Drones surcan nuestros cielos

Su principal tarea es tomar imágenes de eventos sociales

3_230614p8dronesphoto01
1 / 3


Los tres drones que posee la empresa PR Films & Foto pueden alcanzar los 400 metros de altura y son de tecnología europea y estadounidense. El tiempo de vuelo depende del tamaño del aparato: mientras más pequeño consume menor cantidad de energía, por lo que puede estar más minutos, hasta 25, en el aire


Desde hace algún tiempo los cielos meridanos son surcados por drones (vehículos sin tripulación) equipados con cámaras especiales para tomar fotografías y grabar vídeo desde lo alto, captando de esa forma imágenes singulares que no es posible obtener sin ese recurso tecnológico.

Pero el objetivo de esos “ojos aéreos” no es militar ni de espionaje, sino comercial, de diversión y servicios.

Se recurre a ellos para captar imágenes de bodas, quince años y otras celebraciones más, o bien de competencias deportivas, desfiles, espectáculos artísticos y otras actividades más de ese tipo.

Se les usa además para tener imágenes de terrenos, inmuebles comerciales, bodegas, fraccionamientos, vistas de la ciudad y todo aquello que pueda hacerse al colocar una cámara en lo alto y moverla desde tierra.

Los drones son pequeños vehículos similares a los helicópteros, pero utilizan varias hélices para elevarse y avanzar. Debajo de ellos llevan cámaras de distinto tipo para hacer grabaciones o tomar fotografías.

Son operados a control remoto y desde tierra puede verse -en la pantalla de un teléfono celular- qué están filmando, mediante un enlace especial.

Entre las empresas que ofrecen el servicio de drones está PR Films & Photo, que dirige Plinio Rivera Valenzuela, fotógrafo que durante ocho años trabajó en Televisa, donde conoció esos aparatos, la forma de manipularlos y lo que se puede lograr con ellos.

Su empresa posee tres aparatos, uno de ellos es grande, de seis hélices. La última adquisición es un drone pequeño, del tamaño de una caja de zapatos, de cuatro hélices.

-Son de tecnología europea y estadounidense -explicó Rivera Valenzuela-. Pueden alcanzar hasta 400 metros de altura, y el tiempo que permanecen en el aire depende de la batería que utilizan y la cantidad de electricidad que consumen durante el vuelo.

-Un vehículo pequeño puede estar 25 minutos en el aire, pero uno grande sólo se sostiene ahí durante ocho minutos porque consume mayor energía. Hay casos en que es necesario hacer descender el aparato varias veces para cambiarle la pila y pueda seguir volando.

-Las cámaras que utilizan son intercambiables, a fin de tomar las fotos o hacer las filmaciones deseadas. Las cámaras tienen movimiento propio, lo cual facilita conseguir las “tomas” deseadas.

Contratado por la Comuna, ha filmado y fotografiado actividades de la Noche Blanca, el Maratón de Mérida, el Carnaval y otros eventos masivos. El jueves pasado filmó la inauguración de las instalaciones deportivas del fraccionamiento Las Américas.- Hansel Vargas Aguilar

De un vistazo

Bodas y XV Años

La empresa PR Films & Photo también da servicios particulares, como bodas y fiestas de quince años.

Paquetes

En estos casos ofrece paquetes de $9,000, que además de las fotografías y vídeos convencionales de la ceremonia religiosa y la fiesta, incluye las grabaciones aéreas.

Para empresas

Para las empresas tiene paquetes que van de $3,000 a $25,000 según el número de horas de grabaciones y el tipo de servicio. Su teléfono es 3-17-26-56




Volver arriba