Domingo contrastante

Las ventas por el juego del Tri no benefician a todos

El partido de México contra Holanda de anteayer no dejó buenas ventas en diversos restaurantes y puestos de comida (arriba, uno de Mérida en Domingo) porque mucha gente optó por estar en su casa

El domingo fue un día triste, de lágrimas, ritos de frustración y de corajes, debido a la derrota de México ante Holanda y esto se vio reflejado en las ventas de diversos restaurantes de la ciudad que fue sólo del 10 al 15% durante el partido, pero al concluir el juego las ventas “murieron”.

Sin embargo, el servicio a domicilio incrementó en un 25 por ciento, según indicó Álvaro Mimenza Aguiar, director de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

El partido de México contra Holanda se siguió en toda la ciudad. Algunas personas acudieron a los restaurantes o bares, otras prefirieron quedarse en casa para verlo. Pidieron servicio a domicilio de comida, compraron botanas, refrescos y cervezas.

Al principio todo fue alegría y esperanza cuando llegó el gol de Giovanni Dos Santos. En todas partes se escuchaba en “¡sí se puede!”. pero al final todos esos sentimientos se esfumaron. Y se apoderó la tristeza, el coraje y el llanto. La famoso frase “jugamos como nunca y perdimos como siempre” apareció.

De acuerdo con Álvaro Mimenza Aguiar, el domingo pasado fue un día de fiesta en familia igual a otros. Los restaurantes presentaron de un 10 a un 15 por ciento de ventas, pero sólo durante el partido. Cuando éste terminó los restaurantes “murieron” en general, las ventas bajaron.

Servicio domiciliario

Lo que sí aumentó, aproximadamente en un 25 por ciento, fue el servicio a domicilio, a diferencia de otros domingos del año, señaló

Esto, según indicó, se debió a que las personas prefirieron ver el juego en la comodidad de sus casas.

“Fue un domingo familiar de fiesta y por el calor las personas prefirieron quedarse en casa, pedir comida, comprar bebidas, botanas y ver el juego en la comodidad de sus hogares”, señaló Mimenza Aguiar

Otras de las razones, apuntó, para la baja afluencia en los restaurantes fue por la temporada de vacaciones.

“Muchos niños ya salieron de vacaciones y los padres aprovechan para ir con la familia a la playa o a cualquier otro destino”, indicó.

Por otra parte, según indicaron encargados de varios expendios de alcohol, ese sector sí tuvo buenas ventas. “Las personas compraron mucho, ya que teníamos la esperanza de la Selección pasara al quinto partido y celebrar”, indicaron en uno de los expendios.”Como fue domingo, muchos se quedaron en casa ahí compraron la chicharra, por eso se elevaron más las ventas y claro, para ver al Tri”, comentó otro vendedor.-Abraham Bote Tun

De un vistazo

Playeras

A otros que les fue bien con las ventas el domingo fue a los vendedores de playeras que se instalan en diversas calles.

Uno de ellos, quien estuvo en Paseo de Montejo, comentó que vendió todas sus playeras. “Sí me fue bien, vendí todas las playeras. Llegué desde muy temprano (a Montejo) Nadie quería quedarse sin su playera para apoyar a la Selección”, dijo.

Cerveza

Un sector que tuvo un repunte en su movimiento comercial fue el de las cervecerías.




Volver arriba