Cumplen un año de servicio

Más gente confía en la unidad de intérpretes estatal

Una intérprete de la Fiscalía General del Estado en la atención a personas que sólo hablan lengua maya

Con un registro de cerca de 800 interpretaciones y más de 3,300 personas beneficiadas, la Unidad de Peritos Intérpretes y Traductores de la Fiscalía General del Estado (FGE) cumplió un año de funciones brindando atención a cientos de ciudadanos, a quienes se asiste en diversos idiomas, principalmente en lengua maya.

Tras su inauguración, el 2 de marzo de 2013, este servicio ha ido en aumento, en gran parte por la confianza que a la población le genera expresarse en su lengua materna, al tiempo de recibir un trato digno y con apego al respeto de sus derechos.

Mediante este servicio las personas que no hablan el español han recibido el apoyo para hacer diversos trámites en materia de justicia; los traductores los ayudan en procesos de denuncias, declaraciones, mediación, atención a víctimas, valoraciones médicas, entre otros.

Adelaida Cab Chan, titular de la unidad, indicó que a lo largo de este primer año el número de casos de interpretación en lengua maya es de casi 80%, aunque también se han atendido traducciones en inglés, francés, japonés, italiano, chino mandarín, alemán y lenguaje de señas.

“Son principalmente las agencias del interior del Estado las que solicitan el apoyo para atender a los pobladores que hablan maya, en especial en las localidades donde ya opera el nuevo sistema de justicia, por lo que el personal de la unidad se traslada a los distintos municipios para llevar este servicio, garantizando una atención integral a los hablantes de otros idiomas que enfrentan situaciones de orden legal”, aseguró.

Destacó que la labor de los peritos intérpretes se extiende en materia de prevención, pues el apoyo también es para las distintas áreas que conforman la institución, caso de la Dirección de Prevención del Delito, con quienes trabajan de manera conjunta para la aplicación de programas en lengua maya.

Con este servicio se favorece no sólo a la parte que lo solicita, sino también a los servidores públicos que son auxiliados para llevar al cabo los procesos y, en el caso de la prevención, a un importante número de ciudadanos a los que se imparten las pláticas y talleres. Yucatán es la única entidad del país que tiene una unidad de este tipo.

Curso en la UNAM

En otro asunto, a fin de perfeccionar los estándares profesionales en la investigación de desapariciones forzadas de personas, para garantizar la efectiva procuración de justicia apegada a los protocolos internacionales, se impartió a personal de la UNAM el curso “Técnicas de prospección y excavación en búsqueda de restos óseos humanos”.

El miércoles, en el evento de clausura, el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF) de la PGR, Cleominio Zoreda Novelo, expresó que “el tema se abordó desde diversas aristas, comenzando por la socialización de los estándares internacionales y protocolos utilizados en la excavación”.

En presencia de la secretaria general de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la Universidad Nacional Autónoma de México, Bertha Rodríguez Sámano, el funcionario federal dijo que los trabajadores de la UNAM, con su labor cotidiana, “escriben nuevas páginas en la historia; es por ello que cada uno de ustedes son servidores públicos muy importantes”.

Zoreda Novelo aseveró que la detección de una fosa o sitio donde se encuentren restos óseos humanos, obliga a todos los que intervienen en cualquier tramo del proceso a ser profesionales y actuar con un alto sentido de la ética.

“Ante cada denuncia, compartimos el compromiso de llegar a las conclusiones pertinentes sobre las causas, métodos y estado de la muerte de estas personas, con su consecuente proceso judicial. Se trata de crímenes que no deben de quedar impunes”, remarcó.

Para cumplir esta misión, abundó, cada institución ha llevado al cabo su labor diferenciadamente: la Procuraduría General de la República, implementado los procesos, seleccionando y capacitando a los agentes del Ministerio Público Federal; el Instituto Nacional de Antropología e Historia dotando de herramientas y conocimientos a sus expertos.

El subprocurador destacó que la consolidación de la democracia en México ha sido el resultado de la lucha de movimientos por el reconocimiento de diversos derechos, así como por la exigencia de la garantía de todos aquellos que se han plasmado en la Constitución.

En ese sentido, recalcó que la garantía de instrumentar procesos apegados a derecho, a normas, protocolos y estándares nacionales e internacionales nos obligan a ser precisos en esta tarea, y también a tener un conocimiento amplio de ella, a hacerla parte de nosotros mismos, y por ello es que eventos como este taller son fundamentales.




Volver arriba