Con poca actividad el primer día del año

1 / 5


Imágenes de la poca actividad registrada durante la mañana del 01 de enero.- (Foto de David Domínguez)
Imágenes de la poca actividad registrada durante la mañana del 01 de enero.- (Foto de David Domínguez)
Imágenes de la poca actividad registrada durante la mañana del 01 de enero.- (Foto de David Domínguez)
Imágenes de la poca actividad registrada durante la mañana del 01 de enero.- (Foto de David Domínguez)
Imágenes de la poca actividad registrada durante la mañana del 01 de enero.- (Foto de David Domínguez)


Fresco y humedo fue el primer amanecer del año en Mérida, pero eso no impidió que algunos continuaran sus festejos en la puerta de su casa, y por el contrario, otros desde temprano casi tomaran por asalto el Paseo de Montejo y hasta las calles del centro para iniciar el año de manera saludable haciendo ejercicio.

También se dio el caso de algunos que despertaron con el susto de que les chocaron su coche estacionado frente a su casa, como ocurrió por el rumbo de la 71 por 36, donde el conductor de una camioneta roja Ranger en su huida, luego de colisionar un Tsuru blanco, chocó otro automóvil, y aprovechando que estaba ceca de su casa se guardo en ella.

La lluvia y humedad tampoco impidieron, que sobre todo en las colonias populares de la ciudad quemaran el tradicional “viejo”, que representa el año nuevo que acaba, y en las calles se vía las huellas de esa costumbre, en las paredes chamusqueadas y hasta sillas quemadas.

A diferencia de otros días entre semana, hoy fue lenta la reactivación de las actividades en la ciudad, incluso algunas oficinas de atención a los clientes, como Telcel iniciaron sus labores hasta el medio día.

Tanto las principales calles y avenidas de la ciudad, que en un miércoles normal desde muy temprano se puede observar con mucha actividad, sobre todo en el tránsito vehicular y de personas ayer estaban vacías.

Los policías y empleados de servicios públicos municipales de limpieza, eran de los pocos que se veían en las calles cumpliendo con sus labores, como si fuera para ellos un día cualquiera.- (David Domínguez Massa)




Volver arriba