Canacome planteará la creación de una ley que fomente la formalidad

Canacome planteará la creación de una ley que fomente la formalidad

Ante el grave problema de la informalidad que se da en Yucatán, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CANACO SERVYTUR) de Mérida planteará a la Consejería Jurídica la posibilidad de crear una Ley Estatal que fomente la formalidad y combata la ilegalidad de la actividad económica en todas sus modalidades.

El presidente de la CANACO Mérida, José Manuel López Campos, expuso que el Consejo Directivo de la CANACO se reunió con el Consejero Jurídico del Estado, Ernesto Herrera Novelo y propuso un estudio y análisis de la situación que se vive en Yucatán sobre el crecimiento de la actividad informal, para que en base a ello se legisle.

Con este planteamiento se pretende atender ciertas lagunas que hay para evitar la informalidad, que no es solamente el ambulantaje en las calles.

López Campos reiteró que el organismo que preside realizará la solicitud a la Consejería Jurídica, que se espera sea considerada y se le dé seguimiento para elaborar una ley, que será de gran utilidad para el desarrollo económico del Estado.

De esta forma, sostuvo, se pueden crear las condiciones para pasar a la formalidad a aquellas personas que se dedican a una actividad ilícita, y con ello contribuir a que se aumente la base gravable registrándose en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) y se capten más impuestos por esos establecimientos, igualando las condiciones con los que actualmente conforman los negocios formalmente establecidos.

El líder empresarial sostuvo que en los últimos meses en la capital del estado se ha tenido un aumento considerable de personas que se dedican a la actividad informal, como se puede apreciar en la gran cantidad de tianguis que ya se han extendido en toda la ciudad.

Este problema, explicó, no se limita al ambulantaje, aunque éste es la muestra más visible no representa los mayores importes, ya que se considera como informalidad a toda actividad económica que no paga impuestos y que no cumple con la normatividad.

La informalidad, agregó, abarca desde el contrabando, la importación subvaluada, la piratería, los expendios clandestinos, la omisión en el registro ante las autoridades hacendarías, el incumplimiento de normas oficiales, etc., lo que constituye por sí un grave daño al desarrollo del país y vulnera al comercio legalmente establecido.

Aunque el Ayuntamiento de Mérida cuenta con un reglamento municipal de mercados para regular el comercio en el municipio, actualmente está limitado porque no hay coordinación con la aplicación de Normas y Leyes que le corresponden a otras dependencias Estatales y Federales, por lo que no se aplica con efectividad.

También se cuenta con la Ley de Vialidad, que es de observancia estatal, la que debe evitar la ocupación de banquetas, calles y avenidas, no solamente por el perjuicio a peatones y automovilistas, sino también por el peligro que representa para ambos y los riesgos incluso para los mismos vendedores.

 COMUNICADO.




Volver arriba