Apoyo para un maestro

Lo defienden de unas acusaciones de abuso sexual

Padres de familia y alumnos de la escuela “Joaquín Ceballos Mimenza” realizaron una protesta ayer en las afueras de la primaria “Venustiano Carranza”, en la colonia Vicente Solis, donde se llevaría al cabo la reunión de consejo de la zona escolar.

Los manifestantes colocaron candados a las puertas de la escuela, lo que ocasionó que los maestros no pudieran entrar al centro escolar.

Con mantas y pancartas, la protesta se realizó para pedir a las autoridades educativas que reinstalen al maestro Ángel Roberto Argáez May, quien fue acusado por abuso sexual contra una de las alumnas. “El maestro nunca abusó de la niña, es un invento para perjudicarlo”, dijeron los quejosos, quienes dijeron representar al 90% de los padres de familia del sexto grado, donde habrían ocurrido los hechos.

Los manifestantes aseguraron que el caso contra el maestro se debe a que la parte denunciante es conflictiva.

El cierre de las instalaciones generó la movilización de agentes de la policía y de las autoridades educativas. Por la manifestación se suspendieron los trabajos de la reunión del Consejo.- D.Ch.C.




Volver arriba