Anuncian nuevas reglas sanitarias para publicidad de alimentos y bebidas alcoholicas

Comunicado de prensa

La Secretaría de Salud, que encabeza la doctora Mercedes Juan, anunció a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, que el próximo 15 de abril se publicarán en el Diario Oficial de la Federación las nuevas reglas para etiquetado y publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas, las cuales forman parte de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes.

Al presentar en el Primer Foro Franco-Mexicano de Intercambio de Mejores Prácticas Contra la Obesidad, los detalles del eje regulatorio de la mencionada Estrategia, el titular de la COFEPRIS, Mikel Arriola, informó que conforme a los artículos transitorios de los decretos presidenciales, las restricciones de anuncios de botanas, chocolates, refrescos, jugos y confites en televisión y cine en las barras infantiles, que no cumplan con estándares de calidad nutrimental, comenzará el próximo 17 de julio.

Asimismo, dio a conocer que las nuevas reglas para etiquetado, que obligarán por primera vez a las industrias de alimentos y bebidas no alcohólicas a incluir un etiquetado frontal que informe claramente a los consumidores el contenido calórico de cada producto y el porcentaje que representa del consumo diario recomendado, y que consideran además la incorporación del distintivo nutrimental para productos saludables, entrarán en vigor al día siguiente de su publicación; es decir, el 16 de abril.

Sin embargo, los lineamientos establecen expresamente un periodo de transición para el cambio de etiquetas que culminará el 31 de diciembre de este año.

Con esta reforma, destacó el Comisionado Arriola en el auditorio del Centro Médico Siglo XX1 del IMSS, organizador del evento, México se convertirá en el primer país en incorporar las mejores prácticas internacionales en materia de etiquetado y publicidad en beneficio de los consumidores.

Y en el primer país que establece horarios fijos en televisión y cine para restringir los anuncios en la barra infantil de alimentos y bebidas que no tienen calidad nutrimental, agregó.

El Comisionado Federal advirtió que el sobrepeso y la obesidad no son solamente un riesgo para la salud humana sino que representan un freno importante a la productividad de México.

“A mayor masa corporal, enfatizó, menor productividad. Está comprobado que el sobrepeso afecta un 28% y la obesidad un 34% a la productividad de las empresas e instituciones, el desempeño escolar y nuestro desarrollo económico como país”, subrayó Arriola.

Con estas medidas regulatorias, concluyó, le vamos a dar más información a los consumidores sobre las cantidades de azúcares, grasas y sal que contiene cada producto, para que tome sus mejores decisiones.




Volver arriba