Califican de atentado al Derecho una resolución sobre la Comuna

La Fiscalía deja en indefensión al ciudadano, dicen

Lizette Mimenza y Rafael Pinzón, de la Dirección de Gobernación

 Lizette Mimenza Herrera, directora de Gobernación del Ayuntamiento de Mérida, califica de atentado al Derecho la posición que ha tomado la Fiscalía General del Estado en el caso de la denuncia por peculado contra funcionarios de la administración municipal anterior.

“Vemos que la fiscal Celia Rivas Rodríguez insiste en que el Ayuntamiento no tiene atribuciones para interponer esa denuncia y que esa tarea le corresponde a la Auditoría Superior del Estado”, recuerda la ex regidora. “Se basa en la Ley de Fiscalización de la Cuenta Pública, pero es claro que una norma particular no puede estar sobre una general”.

“No estamos diciendo que la Auditoría Superior no pueda hacerlo, no, sino que la ley de que hablamos no limita esa atribución a esa autoridad”.

También dice que la postura de la Fiscalía General deja en estado de indefensión a la ciudadanía, pues el delito denunciado es un daño al patrimonio de los meridanos, no de un funcionario.

La licenciada Mimenza Herrera hace notar también que hay trato diferente de la Fiscalía en las denuncias de la Comuna: en el caso de peculado ya dijo que la autoridad municipal no tiene facultades para demandar y declaró el no ejercicio de la acción penal, pero en otros como el de las luminarias chinas y el de los desvíos atribuidos a Doris Candila Echeverría, por citar algunos, sí inició una investigación. “Son dos pesas y dos medidas”, opina.- ÁNGEL NOH ESTRADA

 




Volver arriba