Barrera antidesvíos en Sedesol

Barrera antidesvíos en Sedesol

El delegado: No hay distingos en la entrega de apoyos

1 / 2


El delegado de la Sedesol, Luis Enrique Borjas Romero, en un recorrido con motivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre, que incluye a Mérida y Tahdziú. En la foto de abajo, una beneficiaria del programa Oportunidades realiza trámites en un módulo instalado en el interior del Estado


La capacitación y la formación de conciencia en el personal son parte de una barrera contra el desvío de apoyos en la Secretaría de Desarrollo Social, afirma Luis Borjas Romero, delegado de esta dependencia federal.

“Todo el personal que colabora en la Sedesol está consciente de que no hay distinción de colores”, indica en una entrevista. “Si acaso, la única distinción para dar el apoyo a una persona es que de verdad lo necesite, de acuerdo con las características de cada programa”.

A una pregunta sobre irregularidades detectadas en el manejo de apoyos durante la presente administración, el delegado revela que al principio conocieron de quejas aisladas sobre personas que se hacían pasar como funcionarios de la dependencia y ofrecían apoyos indebidamente.

Se trataba, explica, de personas que colaboraban en algún Ayuntamiento o que de plano nada tenían que ver con alguna dependencia de gobierno. Falsificaban identificaciones de la Sedesol, incluso con logotipos de administraciones anteriores, con firmas falsas también.

Se confirmaron tres casos, que fueron denunciados ante las autoridades correspondientes.

“Hacemos un llamado a las autoridades municipales, que son el primer contacto oficial con la ciudadanía, y a la gente en general a que se sumen a la vigilancia”, agrega Luis Borjas. “Difícilmente un delegado y 150 colaboradores van a poder vigilar qué pasa con dos millones de habitantes. Por eso necesitamos apoyo”.

Más adelante señala que la instrucción presidencial es atender a todo aquel que lo necesite y reúna los requisitos. Como ejemplo, una de las acciones inmediatas será reincorporar a todos los que fueron dados de baja del programa Oportunidades con criterios mal aplicados.

Por ahora, agrega, se aplicarán encuestas y se levantarán estudios socioeconómicos para verificar quiénes se ajustan a las reglas de operación.

Durante la entrevista, en su despacho de la colonia Buenavista, el licenciado Borjas Romero también se refiere en los siguientes términos al impacto de los programas de Sedesol:

-De los ocho programas que manejamos, a ninguno puedes excluir del impacto social que alcanzan. Estamos ante una oportunidad enriquecedora del servicio público. Un día tienes la oportunidad de trabajar en la atención a instancias infantiles supervisando la seguridad de los menores de cinco años, desde su alimentación; al día siguiente puedes estar trabajando con productores del campo, que necesitan asesoría técnica para sacar adelante algún proyecto y nosotros los apoyamos desde el inicio hasta el final, con financiamiento del programa Opciones Productivas.

-Así pasamos por el programa 3×1 para Migrantes, que fortalece los vínculos de las familias que viven aquí en el Estado con quienes arriesgan muchas cosas en busca de mejores condiciones en otro país.

-Tenemos también el Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias, el cual dota de infraestructura básica a las familias más necesitadas, que pueden requerir desde un piso de cemento hasta un techo firme o baño para sus casas, así como solicitar ampliaciones de vivienda. Es uno de los programas que más presupuesto recibió en 2013.

-Hay dos programas prioritarios para el Presidente: el de seguro de vida para jefas de familia y el de “65 y más”. El primero está orientado a aumentar la cultura de la prevención. Desde antes que tomara posesión el Presidente detectamos que una de las principales necesidades se enfocaba a ese sector femenino. En los últimos años aumentó la cantidad de mujeres que encabezan las familias en todo el país, por la circunstancia de que el padre falleció o salió al extranjero en busca de más oportunidades, o que simplemente no está con la familia.

-Con este programa federal buscamos dar a esas mujeres la certeza de que si se llegan a ausentar el día de mañana, por fallecimiento, sus hijos menores de 23 años -siempre y cuando estén estudiando- recibirán un apoyo económico, que puede llegar a 1,850 pesos para aquellas personas que se encuentran en grado de universidad.

-En cuanto al programa de pensión para adultos mayores, este año nos instruyeron a ampliar el universo a las personas de 65 años en adelante. Es uno de los programas que más impacto tienen en la sociedad.

-De hecho, los abuelitos están esperando para hacer su prueba de supervivencia. Día a día nos visitan en las ventanillas que abrimos, entre ellas la principal que está en la ex Penitenciaría Juárez, y les pedimos que nos aguanten hasta febrero, ya que en ese mes se les podrá hacer la prueba. (Continuará).- ÁNGEL NOH ESTRADA

Cruzada contra el Hambre | Detalles

Dos municipios yucatecos, Tahdziú y Mérida, están incluidos en las acciones de la Cruzada contra el Hambre del gobierno federal.

Coordinación

En la cruzada participan 19 secretarías federales -una de ellas es la Sedesol-, así como instancias estatales y municipales.

Pobreza

Para la selección de los municipios donde se haría el trabajo coordinado se tomó en cuenta el índice de pobreza. En Tahdziú, el 90 por ciento de los habitantes refleja esa característica. En el caso de Mérida se trata de un municipio donde se concentra el mayor número de personas en esa condición. “Son alrededor de 30,000 que presentan esas carencias”, explica Luis Borjas Romero, delegado de la Sedesol.

Antiguo rezago

Tahdziú ha recibido atención prioritaria desde hace varios años, por ser considerado el municipio de mayor rezago y con mayores carencias en todo el territorio yucateco.




Volver arriba