Asesinada en EE.UU.

Una joven mujerde Cenotillo fue baleada y muerta

1 / 3



Flores y veladoras se pusieron ayer en el lugar donde fue asesinada Nelly Kantún Chi, en California

Arriba, fotografías recientes de Nelly Kantún Chi y de su novio, Pedro Duquense, un cubano de 55 años de edad, que la mató



Nelly Kantún Chi, yucateca de 39 años y originaria de Cenotillo, fue asesinada a balazos anteayer por su novio, Pedro Duquense, un cubano de 55 años, en San Bernardino, California, en una pizzería donde la mujer laboró durante más de 20 años.

De acuerdo con informes de la policía de esa comunidad estadounidense, los hechos ocurrieron el 12 de febrero a las 11:37 de la mañana, cuando Pedro Duquense se presentó al trabajo de Nelly, en la cuadra 1600 de la avenida de La Montaña, al este de San Bernardino, y le disparó.

Cuando los servicios de emergencia llegaron al lugar, hallaron a Nelly con múltiples heridas de bala en el torso, por lo que la llevaron de urgencia al Centro Médico de San Bernardino, pero a las 12:30 de la tarde falleció. Pedro Duquense fue detenido horas más tarde en la avenida Waterman Norte, de Mill Street, y puesto bajo custodia.

Nelly Kantún Chi, madre de tres hijos, residía en Highland, donde radican sus padres, Edmundo Kantún Pech y Berta Chi Medina, y cuatro de sus hermanos.

En entrevista telefónica, el yucateco Alejandro Cano, periodista en California, informó al Diario que conocía a Nelly porque pertenecían a un club de baile, de salsa, donde ella era popular por su carácter y su habilidad para bailar. Señaló que la comunidad latina en San Bernardino está conmocionada por la tragedia.

Alejandro Cano y Nelly eran los únicos yucatecos en el club de salsa y recuerda que el sueño de la mujer era que se aprobara la reforma migratoria en Estados Unidos para visitar su natal Cenotillo.

Una noche antes de su muerte fueron con el grupo de salsa a bailar a un casino, pero nadie se percató de que las cosas estaban mal entre la pareja.

En la madrugada, una de las mejores amigas de Nelly recibió un mensaje en el que ella le decía que estaba muy preocupada porque había discutido muy fuerte con su novio, quien la mañana del crimen la llevó al trabajo y horas después regresó para matarla.

Hoy el grupo de salsa, integrado por más de 45 parejas, hará un evento en el Club Imagina, en Saint Upland, California, para recordar a la yucateca y recaudar fondos, a fin de apoyar a la familia con los gastos funerarios.

Entrevistada por la tarde, la alcaldesa de Cenotillo, Sonia Noemí Vallejos Albornoz, dijo que desconocía los hechos y, por lo tanto, tampoco sabía si el cuerpo de la infortunada mujer sería llevado a su lugar de origen para su sepultura.- Alejandro Moreno Peña




Volver arriba