Artesanos de corazón

Siguen la tradición de hacer sombreros con palma jipijapa

1 / 2


Eleodoro Dzul Tun, originario de Bécal, Campeche, muestra uno de los sombreros de jipijapa que fabrica
Eleodoro y su esposa, quienes viven de la venta de productos hechos de jipijapa que fabrican


Artesano de sombreros y artículos de palma de jipijapa, Eleodoro Dzul Tun, originario de Bécal, Campeche, es un referente en las ferias nacionales e internacionales de artesanías donde representa a Yucatán.

Con 25 años de vivir en Mérida, Dzul Tun es parte de una familia de artesanos que formó su madre, la señora Margarita Tun Uc, quien enseñó a sus 10 hijos el arte de tejer sombreros y todo tipo de artículos de palma.

La señora Tun Uc, quien murió a los 90 años de edad, se encargó de que todos aprendieran el oficio; actualmente sólo seis de los 10 se ganan la vida vendiendo sus artesanías.

Dzul Tun explica que la industria del sombrero de jipijapa llegó a Yucatán hace 120 años, cuando se empezó a cultivar esta especie de palma en la hacienda de Santa Rosa, cerca del municipio de Maxcanú, lugar que en la actualidad funciona como un parador turístico.

Señala que la palma de jipijapa se sigue cultivando en Halachó y Chocholá, entre otros municipios, a donde viaja para conseguir el material con el cual elabora los sombreros extra finos, los cuales tienen un precio de 1,600 pesos; uno elaborado para concurso puede llegar a valer más de 3,000 pesos.

Para seguir con la tradición que le enseñó su madre y maestra artesana, Eleodoro enseñó el oficio a su esposa, Berta María Uc Herrera, con quien tuvo seis hijos y a quienes les pasó la estafeta de su artesanía, aunque sólo tres viven de este arte.

Sin embargo, cuando se junta el trabajo solicita la ayuda de los otros tres para cumplir los encargos.

Aunque su taller no tiene nombre, el jefe de la familia es quien coordina los trabajos, el diseño de los sombreros y otros artículos, así como la preparación de los materiales y los acabados.

Afortunadamente, dice que le ha ido muy bien en este negocio ya que a los turistas nacionales y extranjeros les gustan las artesanías de buena calidad.

La familia Dzul Uc vende sus artesanías en Mérida en Domingo, donde además de sombreros venden diademas, bolsas, monederos, carteras, juguetes, colgantes y abanicos, entre otros muchos artículos de palma.- Alejandro Moreno Peña

De un vistazo

Yucateco de corazón

Eleodoro Dzul Tun es originario de Bécal, Campeche, y un referente en las ferias nacionales e internacionales de artesanías: representa a Yucatán.

Heredero de la tradición

Tiene 25 años viviendo en Mérida y es parte de una familia de artesanos; junto con sus nueve hermanos recibió la tradición de hacer productos de palma de su madre, Margarita Tun Uc.

Seis de 10

Actualmente, sólo seis de los 10 hermanos de Eleodoro se ganan la vida con sus artesanías.El materialLa palma de jipijapa se sigue cultivando en Halachó y Chocholá, entre otros municipios, hasta donde Eleodoro viaja para conseguir el material con el cual elabora sus productos.Precio por sombreroLos sombreros extra finos que fabrica tienen un precio de 1,600 pesos, pero uno elaborado para concurso puede llegar a valer más de 3,000 pesos.



Volver arriba