Ante intereses voraces

Subrayan el papel importante de los cultivos orgánicos

Jairo Restrepo, experto en agricultura orgánica, durante una capacitación en el rancho San Pedro, en Sucilá. Desde 2010 viene a Yucatán, bajo los auspicios del ex secretario de Desarrollo Rural Raúl Monforte

¿Es la agricultura orgánica una tabla de salvación para la humanidad?

Jairo Restrepo Rivera, auténtico gurú en el tema, responde con amplitud:

“En esta economía que vivimos, en esta globalización, la agricultura orgánica tiene un papel importante: recuperar la dignidad de la gente, tener derecho a comer sano”.

“Desde el punto de vista del contexto tecnológico la agricultura orgánica viene a gratificarnos con una reducción de los gastos de producción, a maximizar los recursos locales… La agricultura orgánica es la protección del medio ambiente porque se deja de contaminar.

“La agricultura orgánica es calidad de vida para quien produce y consume los alimentos… Es independencia”.

El experto colombiano, naturalizado brasileño, llegó a Mérida para impartir, como lo viene haciendo desde hace unos años, talleres sobre agricultura orgánica a productores yucatecos.

Los talleres marcan la reanudación de los apoyos a la transferencia de tecnología en el campo por conducto de la Fundación Produce Yucatán, después de un paréntesis de tres años durante el gobierno anterior.

Entrevistado minutos después de su llegada, Jairo Restrepo subraya que antes de ser un instrumento de capacitación la agricultura orgánica es un instrumento de formación de la sociedad.

“Cuando yo pregunto a la gente si conoce la diferencia entre leche materna y leche en polvo me doy cuenta de que no conoce la diferencia”, apunta.

“Y es muy clara esta diferencia: la leche materna tiene valor y no es necesario tener dinero en el bolso para comprarla; en cambio, la leche en polvo no tiene un valor, tiene un precio, y es necesario tener dinero para comprarla”.

Al sustentar la importancia de la agricultura orgánica, que se basa en un regreso a lo natural y la eliminación de químicos, el especialista también formula, entre otros, los siguientes conceptos:

-El sector agropecuario participa en el 75% de la contaminación de agua en el planeta. La agricultura industrial es responsable de la erosión del patrimonio básico y factor primordial para la vida… Estamos comiendo prácticamente más veneno que alimentos.

-La agricultura orgánica representa un cambio en la manera de pensar, de actuar. Yo diría que es una recuperación de la conciencia, porque hoy estamos en un camino hacia la inconsciencia. La gente no está consciente de su salud. Hay que saber que la salud no está en las farmacias, no está en el hospital. Hay que estar consciente de que la salud está en el plato. El plato es comida, la comida es suelo, y hoy la salud es tierra.

-Automáticamente, esto representa golpear intereses económicos, intereses muy voraces. Más del 70% del capital agropecuario en el mundo es multinacional. Un poquito más de la mitad de la tierra pertenece al uno por ciento de la población. Esto son grandes intereses. Si en la agricultura orgánica hay intereses se trata de intereses sociales, no privados.

-Los campesinos tienen un modelo de agricultura que no solicitaron, tienen un modelo impuesto que sirve a intereses de la industria. Hoy las universidades no tienen compromiso social, sólo sirven a grandes negocios. Hoy las reglas en las universidades son dictadas por la industria.

-Las universidades creen enseñar y los estudiantes creen aprender. Los agrónomos creen recomendar. Si observamos a un agrónomo nos daremos cuenta de que habla de insumos. Y yo siempre digo que agricultura no son insumos. Insumo es una tienda.

-Hay que recuperar las tradiciones de este pueblo. La cultura maya no es una cultura de museo. Los mayas viven todavía, son una cultura bella, digna, que está viva en sus comidas, viva en sus semillas, viva en sus cultivos.

-Hoy comemos más veneno que comida. Un tomate en Colombia, o en Brasil, lleva aplicaciones de veneno. Se come veneno con un saborcito de tomate. Y ese tomate presenta enfermedades.

-Nadie te habla de los residuos de veneno sometidos a microondas, por ejemplo. En Colombia y otras partes de Sudamérica tenemos niñas con nueve años menstruando, niños que nacen prácticamente sin pene, pero la demanda de psicólogos es enorme, porque la psicología da dinero, ¿verdad?

-Hoy, humano que nace está predestinado a ser parte de la industria farmacéutica, que es la misma dueña de la agricultura. O sea, el mundo es un círculo vicioso.

-No todo está mal. El 3 de febrero hubo una manifestación de jóvenes contra la comida chatarra en Alemania. Treinta mil jóvenes en Berlín. Eso no sale en los periódicos.

Apoyo y devolución

Presente en la entrevista, Raúl Monforte Peniche, promotor de los talleres de capacitación, habló del apoyo del gobierno del Estado para estos cursos, por medio de la Secretaría de Desarrollo Rural, y agradeció “que vuelvan a entregarnos a Fundación Produce”. En próxima edicion abundaremos en sus declaraciones.-

De un vistazo

Apoyo estatal

Los talleres de capacitación que impartirá Jairo Restrepo tienen el apoyo del gobierno del Estado, por medio de la Secretaría de Desarrollo Rural. Marcan, además, el regreso de Fundación Produce a la transferencia de tecnología en el campo después del paréntesis obligado de tres años.

Tres sedes

El primer taller será el 20, 21 y 22 de este mes, en el rancho San Pedro de Sucilá; el segundo, el 24 y 25 en el Centro de Desarrollo Tecnológico de Tantakín, y el tercero, el 26 y 27 de febrero y 1 de marzo en el Centro Siglo XXI, en el marco de la Expocampo. .

Los anteriores

En anteriores ocasiones, los cursos fueron financiados por Raúl Monforte Peniche, dueño del rancho San Pedro.




Volver arriba