Alertan a la Uady

Alertan a la Uady

Pretenden bajar las prestaciones a sus trabajadores

Personal académico de la Uady suspendió labores en noviembre pasado por la falta de un pago oportuno. Nueva crisis se avecina en la Uady

A raíz de la crisis financiera que padeció la Universidad Autónoma de Yucatán en 2013, los directores de Finanzas y de Administración de la casa de estudios proponen a los dos sindicatos universitarios un cambio en las prestaciones que afectará los sueldos y derechos laborales.

El secretario general de la Autamuady, José René Escalante Maldonado, calificó la primera propuesta de la Uady como “inaceptable” e “inviable”, porque afectará drásticamente los ingresos de sus asociados, quienes son los que menos ganan porque desempeñan empleos administrativos y manuales.

El licenciado Escalante Maldonado informó que los directores de Finanzas, Aureliano Martínez Castillo, y de Administración, Manuel Escoffié Aguilar, le presentaron a la Autamuady su primera propuesta: aportación del 2% por cada trabajador para el servicio médico, con exención a los que ganan $5,000 mensuales; pago de $100 por consulta en el Área de Salud de la Uady; reducción del pago de antigüedad del 75% al 57.5%; pago del 50% de los impuestos, con exención a los que ganan $5,000 al mes; aumento de 30 a 35 años de jubilación, y suspensión de la jubilación anticipada.

El líder sindical afirmó que esa propuesta no le parece a la directiva de la Autamuady porque disminuirán los salarios en momentos de carestía de la vida. Sin embargo, esas propuestas de las autoridades universitarias la someterán a consideración de sus 750 socios en una Asamblea Extraordinaria que realizarán el domingo 26 próximo, a las 9:45 horas, en su local de la calle 34 No. 394-D entre 41 y 43 de la colonia Industrial.

“Cinco mil pesos de sueldo al mes en estos momentos no es nada”, señaló. “Estamos buscando una fórmula que beneficie a ambas partes. Pensamos que si se amplía el monto quizá haya un equilibrio. Hay trabajadores que ganan más de 10,000 ó 15,000 al mes y ellos sí tienen capacidad para pagar lo que pide la universidad”.Dijo que el perjuicio salarial sería drástico porque la propuesta es sobre el salario global, que incluye salario ordinario y por antigüedad.

En esta última prestación, la Uady paga 2% del sueldo en los primeros 15 años de servicio y después de ese tiempo es de 2.5%. En lo global, cobran hasta el 75% por la prima de antigüedad. La propuesta es reducirla al tope máximo de 57.5%.

“Es inviable, inaceptable así como lo proponen”, afirmó el líder sindical.

“La modificación de las prestaciones es para afectar a los trabajadores antiguos de la Universidad porque las nuevas generaciones de empleados ya cubren todas esas prestaciones modificadas desde 2008, cuando el entonces rector Raúl Godoy Montañez hizo cambios con la aprobación de los sindicatos de la Autamuady y Apauady, para mantener un equilibrio en las finanzas de la universidad yucateca”, afirmó.

“El cambio del tiempo de jubilación es inaceptable”, reiteró Escalante Maldonado. “Todo es inaceptable así como está propuesto”.Anticipó que en el caso de su sindicato negociará “que ninguno de sus afiliados sea afectado por estas modificaciones en el contrato colectivo 2014-2015″ y lo más razonable es que paguen aquéllos que ganan más. Para ello, propondrá que la Uady realice una tabla de categorías salariales y con base en ello aplique porcentajes de pagos en las prestaciones.”La Uady está tratando de homogeneizar las prestaciones para todo el personal, porque ya aplica ese esquema a los nuevos empleados contratados desde 2008″, subrayó.Dijo que de momento la Autamuady no tiene programado protestas o plantones para manifestar su inconformidad contra las modificaciones, porque sólo son propuestas y no les afecta. Sin embargo, advirtió que si no llegan a ningún acuerdo con las autoridades universitarias, harán sentir su inconformidad.El sindicato está en sesión permanente por esta situación y convocará a sus agremiados cuando sea necesario.Otro líder, Carlos Aznar Denis, de la Apauady, que agrupa al personal académico y científico, no ha fijado su posición a las propuestas de la Uady. En sus oficinas se informó que estaba en una serie de reuniones importantes.La Uady vivió a fines de 2013 un desequilibrio financiero de más de $110 millones porque, según dijo en esa ocasión el rector, Alfredo Dájer Abimerhi, la federación no había aprobado el presupuesto ampliado del aumento salarial y otras prestaciones del año. La falta de pago a los empleados generó paros laborales y colocación de mantas de protestas a las puertas de las Facultades y escuelas preparatorias. Este año la Uady volvió a solicitar una ampliación de su presupuesto de $1,976.6 millones, que ya incluye el dinero que faltó el año pasado. – Joaquín Chan Caamal




Volver arriba