Alegan luz verde

Semaforazo causa un choque y deja un anciano herido

El accidente entre una camioneta estaquitas y un taxi colectivo de Suma de Hidalgo, un semaforazo, dejó como saldo cuantiosos daños materiales y a un hombre de 84 años con lesiones en las manos

Un taxi colectivo de la ruta Suma de Hidalgo y una camioneta con placas del Estado de México protagonizaron aparatoso accidente de tránsito ayer poco después del mediodía en la calle 57 con 54 del centro de Mérida, a media cuadra del edificio de la Policía Municipal de Mérida, con saldo de un herido y miles de pesos en daños materiales.

Ambos guiadores alegaron que tenían luz verde en el semáforo, por lo cual las aseguradoras arreglaron que cada quien pagara sus daños.

El accidente ocurrió a las 12:30 de la tarde.

Uno de los vehículos estuvo a punto de atropellar a un peatón que acaba de salir de la Central Pediátrica, ubicada a unos metros del lugar.

De acuerdo con los datos, el taxi de la ruta Mérida-Suma de Hidalgo placas 2893-YSB, manejado por Pedro Isauro de Jesús Pech Cabrera, transitaba de Norte a Sur sobre la calle 54.

Al llegar a la esquina de la 57 el taxi se estrelló con la camioneta estaquitas placas MGU-2548, del Estado de México, manejada por David Israel Osorio May, quien transitaba de Oriente a Poniente sobre la 57.

Por el impacto y la velocidad, la camioneta se subió a la acera y estuvo a punto de estrellarse con la fachada de una farmacia.

Segundos antes había pasado por ahí una mujer, quien se llevó el susto de su vida.

El taxi giró y quedó mirando hacia el Poniente.

Agustín Cohuó Chi, de 84 años de edad y originario de Suma de Hidalgo, resultó con contusiones en ambas muñecas. Paramédicos de la Policía Municipal lo atendieron y valoraron.

Ambos guiadores alegaron que tenían luz verde del semáforo.

Pech Cabrera responsabilizó el guiador de la camioneta: “Que le pregunte el pasajero”, pidió a la policía.

Al ser cuestionado, Cohuó Chi indicó que “realmente no me di cuenta qué color marcaba el semáforo, lo único que sentí fue el fuerte golpe y luego un dolor en ambas muñecas”.- David Chan Caamal




Volver arriba