Alarma por un secuestro

Amplia operación policíaca por el caso en Valladolid

Autoridades policíacas instalaron un retén en la carretera Valladolid-Cancún tras el reporte del secuestro de un joven en Valladolid

VALLADOLID.- Una gran operación conjunta fue realizada por las policías municipal, estatal y federal tras recibir el reporte sobre un secuestro en esta ciudad.

Los hechos ocurrieron ayer en la madrugada, cuando Diego Nazareth Mena Silva regresaba de una fiesta con una mujer a la cual conoció en el mismo festejo.

La víctima es hijo de Alberto Mena y Dalia Silva, propietarios de la joyería “Geraldine”, en la calle 41 con 36 del centro de ésta ciudad.

De acuerdo con la Policía, Diego fue interceptado junto con su acompañante por tres sujetos al llegar al fraccionamiento San Isidro, quienes lo retuvieron y lo llevaron a una casa de seguridad, en el mismo fraccionamiento sobre la calle 14 entre 19 y 21.

Aparentemente los secuestradores realizaron una llamada telefónica a las 10 de la mañana y pidieron a los familiares la cantidad de $3 millones para dejar en libertad a Mena Silva. Dieron tres horas de plazo.

Sin embargo, Diego logró escapar y corrió en busca de ayuda, llegando al Jardín de Niños “Dalia de las Cuevas de Rivero” en donde los docentes lo atendieron, ya que llegó golpeado.

Tras un reporte del personal de la escuela a la Policía Municipal, se montó una operación en la cual se acudió a la casa de seguridad. Al llegar las autoridades los captores se encontraban en el interior, pero lograron huir por la parte trasera.

Sin embargo, tres jóvenes que rentan el predio de atrás de la casa fueron detenidos al parecer porque uno de ellos estaba agitado; los detenidos estudian en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Los secuestradores llegaron hace 15 días a rentar por el lugar, donde se familiarizaron con los vecinos para no levantar sospechas.

Las autoridades informaron que la casa de seguridad pertenece a Fernando Noh, quien la rentó a unos jóvenes en $1,200 mensuales. Presuntamente la mujer que acompañó a Mena Silva fue un señuelo, pero hasta el momento no se ha confirmado.

El auto de Diego, un Altima 2011, con placas ZAF-64-25, negro, fue abandonado en la colonia San Francisco, atrás de la Universidad de Valladolid Yucatán, en calle 12 entre 47 y 47A. Diego Mena Silva, de 22 años, estudia la licenciatura en Nutrición.- Cindy Rebeca López C.




Volver arriba