Acepta 3 ataques sexuales

Detenido por un ultraje, tenía un largo historial

El tabasqueño José Antonio Madrigal Peralta, de 32 años, vinculado con tres casos de ataques sexuales, al comparecer ayer en el Juzgado

El tabasqueño José Antonio Madrigal Peralta, de 32 años, detenido en Terranova, Chuburná, en menos de un año violó a tres mujeres jóvenes con características similares.

Su modus operandi era el mismo: buscaba a jóvenes desorientadas de 18 ó 19 años de edad. Les ofrecía ayuda para luego amenazarlas con armas punzocortantes, llevarlas a montes cercanos y abusar sexualmente de ellas para luego abandonarlas.

Entre sus víctimas está la empleada de una asociación dedicada a la ayuda y atención de jóvenes que sufren violencia y abuso sexual.

Madrigal Peralta, de 32 años, está vinculado a por lo menos tres casos de ataque sexual a mujeres: en Terranova, Parques de Industrias No Contaminantes y Paseo de las Fuentes, todos en el norponiente de Mérida.

El sujeto vive en Ciudad Caucel, ubicado a 10 kilómetros de la zona donde perpetró sus ataques; se transportaba en un Mercury con placas del Distrito Federal.Se dedicaba al mantenimiento de sistemas de refrigeración y a la venta de perros de raza.

Como informamos, el sujeto fue detenido por agentes de la SSP en calles del fraccionamiento Terranova Chuburná, al ser descubierto escondido en la cajuela de su auto para evadir a la policía.

Tras la detención, la SSP lo puso a disposición de la Fiscalía, donde se descubrió que era buscado por ataques sexuales e incluso se tenía su retrato hablado.

De acuerdo con las investigaciones de la Policía Ministerial y la Fiscalía, que incluyeron huellas dactilares, retratos hablados y diversas diligencias, autoridades de la dependencia constataron que el detenido era el sujeto buscado, además de que las víctimas lo reconocieron como su atacante.

Como dio a conocer el Diario, el 22 de agosto de 2013, la joven C.D.C., de 19 años de edad, se dirigía a un evento en apoyo a mujeres que sufren de violencia física y psicológica, que se llevaba a cabo en un local del Parque de Industrias No Contaminantes, cuando fue conducida con engaños a un paraje desolado y ultrajada por Madrigal Peralta.

El 17 de agosto de 2013 abusó de J.M.E., de 19 años de edad, quien a las 2 de la tarde extraviada caminaba por un andador a la altura de la calle 100 del fraccionamiento Paseo de Las Fuentes; el sujeto le ofreció ayuda, la dirigió a un monte donde la sujetó y amenazándola con una navaja la arrastró al monte y la ultrajó.

Finalmente, el 25 de enero Madrigal Peralta abusó sexualmente y golpeó a otra mujer en el fraccionamiento Terranova. La mujer logró huir y pedir ayuda; para evitar su detención, el sujeto se escondió en la cajuela de su auto, pero los rastros de sangre afuera de la cajuela lo delataron.

Ayer, en declaración que rindió en el Juzgado 3o. Penal, Madrigal admitió el ataque sexual en Terranova: “Entré a su casa, la puerta no tenía seguro”.

“Era la tercera vez que la veía caminar por ese lugar, no había tratado con ella” y “cuando me detuvieron me preguntaron de otros dos casos. Lo hice, espero que pronto me diga cuánto tiempo voy a estar preso”. Fueron algunas de las frases del detenido en la declaración que rindió.

El esclarecimiento de los hechos fue rápido gracias a que el inculpado admitió todos. En el Ministerio Público la admisión fue parcial, dijo que la quejosa de Terranova aceptó la relación sexual.

Sin derecho a fianza, Madrigal Peralta platicó antes con su defensora de oficio, a quien reveló que habló con una psicóloga que le recomendó “admitir los hechos”.

“¿Lo vas a admitir porque lo hiciste o sólo porque te lo dijeron?”, se le cuestionó.

“Es mejor, creo que es mejor, hay un testigo que me podría ayudar, pero no quiero meterlo en problemas”, fue la respuesta y enseguida comenzó la diligencia por la denuncia de Wendy Muñoz Rodríguez.Casado, con hijos, se empleó en el mantenimiento de equipo industrial. Tenía como pantalón un suéter, ya que sus ropas se las quitaron en la Fiscalía General para las investigaciones de rigor.También hizo una revelación: “Cuando estaba con la quejosa” ésta le habría propuesto “matar” a Fernando Apolinar, ex esposo de la denunciante. Al poco tiempo que fue aprehendido, un pariente del aludido habría intervenido y advertido que denunciaría los hechos.”Le pegué, sí lo hice, pero fue porque me mordió cuando me hacía sexo oral”, relató en su declaración.Los otros dos casos registrados el año pasado en el Parque de Industrias no Contaminantes y Paseo de las Fuentes se recibirán en breve en los juzgados.Por otro lado, se inició una investigación contra un profesor de Telesecundaria adscrito a Sierra Papacal, quien habría ultrajado a una alumna suya.La SEP cambió al profesor recientemente, lo que llamó la atención de los familiares de la menor.- Rudesindo Ferráez García / David Chan Caamal

Violador | Atrapado

Ayer compareció en el Juzgado 3o. Penal un detenido por violación.

El acusado

Casado, con hijos, José Antonio Madrigal Peralta se empleó en el mantenimiento de equipo industrial. En el Juzgado tenía como pantalón un suéter, pues sus ropas se las quitaron en la Fiscalía para las investigaciones de rigor. También hizo una revelación: “Cuando estaba con la quejosa” ésta le habría propuesto “matar” a Fernando Apolinar, ex esposo de la denunciante. Al poco tiempo que fue aprehendido, un pariente del aludido habría intervenido y advertido que denunciaría los hechos.”Le pegué, sí lo hice, pero fue porque me mordió cuando me hacía sexo oral”, relató en su declaración.Los otros casos registrados el año pasado, en el Parque de Industrias no Contaminantes y Paseo de las Fuentes, se recibirán en breve en los juzgados.




Volver arriba