Zimbabue prohibirá a la UE y EEUU supervisar elecciones

 

HARARE (EFE).- Zimbabue prohibirá a la Unión Europea (UE) y EEUU enviar observadores a las elecciones generales, previstas para julio, y al referéndum constitucional del próximo 16 de marzo, según el ministro zimbabuense de Exteriores, Simbarashe Mumbengegwi.

En declaraciones que publica hoy el diario estatal “The Herald”, Mumbengegwi justifica esa medida por las sanciones que la UE y EEUU han impuesto al presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, y sus aliados.

“Uno no puede observar nada en un país al que es hostil”, afirmó el jefe de la diplomacia zimbabuense.

“El nivel de hostilidad se mide por la relación que esos países tienen con Zimbabue y, claramente, esos países que han impuesto sanciones contra nosotros no estarán aquí”, subrayó el titular de Exteriores.

Mumbengegwi pertenece a la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), de Mubage, que gobierna en coalición con el Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), del primer ministro, Morgan Tsvangirai, partidario de la presencia de observadores de todos los países en las elecciones y el referéndum..

La UE y EEUU, junto a Australia y el Reino Unido, han decretado sanciones -prohibiciones de viaje, bloqueo de activos y embargo de armas- contra Mugabe y personas de su confianza desde 2002 por abuso de derechos humanos y fraude electoral en el país africano.

Zimbabue celebrará el próximo día 16 un referéndum para que el pueblo se pronuncie sobre la nueva Constitución -que recorta el poder ejecutivo del presidente-, un paso previo a las elecciones generales, previstas para este julio aunque aún sin fecha concreta.

Las últimas elecciones, celebradas en 2008, se vieron marcadas por una violencia que causó la muerte de unos 200 seguidores del entonces opositor MDC.

Robert Mugabe gobernó el país en solitario y de forma autoritaria desde la independencia del Reino Unido, en 1980, hasta la creación de un Gobierno de coalición con el MDC en 2009.

Pese al pacto de Gobierno, Mugabe y su partido han mantenido el control de las Fuerzas Armadas, la Policía, el aparato judicial del y los medios de comunicación públicos del país.




Volver arriba