Víctimas del invierno

Al menos trece muertos por el frío en EE.UU.

Una mujer arrastra a su hijo en un trineo sobre la nieve que cubre la calle 58 de Nueva York, donde ayer cayeron hasta 18 cm de nieve

WASHINGTON (EFE).- La tormenta “Hércules” avanzó ayer con sus nevadas hacia el norte de Estados Unidos dejando atrás al menos trece personas muertas y temperaturas tan bajas que han paralizado las actividades en el tercio noreste del país.

Las aerolíneas cancelaron ayer más de 2,300 vuelos, y miles más fueron demorados por la tormenta, que dejó 60 centímetros de nieve en suburbios al norte de Boston, Massachusetts, y forzó el cierre de autopistas en Nueva York y Pensilvania.

Las nevadas cesaron durante la mañana en la mayor parte de Massachusetts después de casi 36 horas de precipitaciones desde que la tormenta, originada en el Atlántico, inició su marcha sobre una región que alberga a 100 millones de personas.

Pero las autoridades advirtieron que se prevén temperaturas de hasta 30 grados centígrados bajo cero.

“Ésta ha sido verdaderamente una tormenta ártica”, indicó el canal WBZ de la televisión local en Boston. “Las temperaturas han estado por debajo de cero en la mayor parte del día”, dijo.

Tormentas unidas

La combinación de tormentas se extiende desde el sur de las montañas Apalache hasta Nueva Inglaterra, en el Noreste, y Michigan, Norte.

La próxima oleada de clima ártico llegará a las Planicies de la zona Norte hoy sábado, según el Servicio Meteorológico Nacional.

En Nueva York, el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy suspendió sus operaciones en la noche pasada, pero reanudó labores a media mañana de este viernes.

La empresa ferroviaria Amtrak mantuvo sus trenes en marcha pero con horarios modificados, según la portavoz Christina Leeds, y en Nueva York se colocaron cadenas en los neumáticos de los autobuses para evitar los deslizamientos.

Las autoridades informaron que una mujer de 71 años de edad, que padecía el mal de Alzheimer, murió congelada tras haber salido de su casa en un área rural del oeste de Nueva York.

La Policía halló el cuerpo de la mujer, Carol Magoffin, a unos cien metros de su casa en la localidad de Byron.

En la capital del Estado, Albany, había ayer al menos 214 personas desamparadas que recibían albergue en la Misión de Rescate.

Un empleado municipal en un suburbio de Filadelfia, Pensilvania, murió aplastado por un deslizamiento de una pila de diez metros de altura de sal gruesa, que se usa mezclada con arena para impedir la congelación en las calles.

En Kentucky, una mujer, Ruby Miles, murió atropellada por un vehículo cuyo conductor no pudo frenar cuando se deslizaba sobre la calzada helada.

Según las autoridades, Miles no sufrió heridas cuando su automóvil patinó afuera de la ruta, pero cuando salió del mismo e intentó usar su teléfono móvil, fue golpeada por otro vehículo.

En el Condado Macon, de Illinois, una persona no identificada murió en un accidente de tránsito atribuido a las condiciones meteorológicas. En Alton un hombre de 66 años murió de un ataque cardiaco cuando operaba una máquina para quitar la nieve. Hubo al menos otros cuatro muertos por el frío.Los meteorólogos pronosticaron temperaturas por lo menos de 29 grados centígrados bajo cero en Dakota del Norte y Minnesota con vientos que llevarán el efecto térmico a niveles peligrosos.

El Servicio Meteorológico indicó que, con la ayuda del viento, el efecto térmico será hoy cercano a 45 grados bajo cero en esos territorios.

Los gobernadores de Nueva York, Andrew Cuomo, y de Nueva Jersey, Chris Christie, declararon desde ayer estados de emergencia e instaron a los habitantes a que permanecieran en sus casas, y el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, indicó que la Policía y la Guardia Nacional estaban en alerta para ayudar en evacuaciones, si fueran necesarias.A su vez, la ciudad de Nueva York amaneció ayer afectada pero no paralizada por la tormenta de nieve que afecta a la región noreste de Estados Unidos y que ha causado considerables complicaciones.En una ciudad de tanta extensión, las acumulaciones de nieve han sido muy desiguales, y oscilan entre los 7.5 centímetros en el aeropuerto Kennedy hasta los 30 en algunas zonas de Queens, Brooklyn o El Bronx, mientras que en Central Park (Manhattan) se midieron 16 centímetros.Las escuelas públicas y privadas están cerradas, igual que la sede de las Naciones Unidas y los tribunales federales.La red de transporte público funciona con algunos retrasos, pero sin graves trastornos, mientras que la circulación de vehículos se hace con lentitud y hay mucho menos tráfico en las calles.Sin embargo, buena parte de la actividad privada se mantiene y la mayoría de establecimientos privados de Manhattan están abiertos, igual que los mercados financieros y las sedes de los grandes bancos y corporaciones.El nuevo alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, ha sido visto apaleando la nieve acumulada a la puerta de su vivienda de Park Slope (Brooklyn), antes de dirigirse al Ayuntamiento para supervisar las operaciones de los trabajadores municipales.”Los neoyorquinos deben ser extremadamente cuidadosos al salir”, dijo De Blasio en una declaración, en la que añadió que “lo mejor que se puede hacer es estar fuera de las carreteras para que podamos limpiarlas lo antes posible y atender a los vecinos más ancianos o vulnerables”.Las acumulaciones de nieve han sido mayores en las afueras de la ciudad, y han superado los 30 centímetros en Long Island o zonas de la vecina Nueva Jersey, por ejemplo.El aeropuerto Kennedy está cerrado de momento para retirar la nieve, aunque se espera reabrirlo pronto, mientras que los de Laguardia y Newark siguen abiertos, si bien los vuelos sufren retrasos y algunas cancelaciones.El próximo problema es la ola de frío muy intenso que, procedente del Polo Norte, afectará a la región hoy con temperaturas de mínimas de menos 13 grados centígrados que, debido al viento, causan una sensación de menos 26 grados. Vuelos canceladosAsimismo, diez vuelos fueron cancelados entre la capital dominicana y las ciudades de Boston y Nueva York debido a la tormenta “Hércules” que afecta el nordeste de Estados Unidos y que ha paralizado las actividades en escuelas y oficinas gubernamentales, informaron fuentes aeroportuarias.JetBlue Airways canceló ayer seis vuelos desde y hacia Nueva York y dos hacia la ciudad de Boston.Los vuelos tenían previsto salir desde el Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA), en el este de Santo Domingo, dijo la empresa Aeropuertos Dominicanos (Aerodom), que gestiona esa terminal.Delta Air Lines también canceló dos vuelos desde y hacia Nueva York debido a la tormenta de nieve.No obstante, United Airlines mantiene la programación de sus vuelos 1470 y 1473 con procedencia y destino a Newark, Nueva Jersey, dijo la empresa.

Etiquetas:, ,