Una amenaza de guerra

Rusia demanda a Ucrania rendirse o enfrentar ataque

Un miembro del grupo de la oposición "Otra Rusia" quema una fotografía  del ucraniano  Stepán Bandera

MOSCÚ (Notimex y EFE).- El Ejército ruso emitió ayer un ultimátum a Ucrania para rendirse o enfrentar un ataque militar en la disputada república autónoma de Crimea, revelaron medios informativos ucranianos e internacionales.

A través de su cuenta de Twitter, el diario ucraniano “Kyiv Post” informó, sin dar detalles, que el ultimátum presiona a Ucrania para rendirse o “encarar la guerra”.

Fuentes de la Defensa ucraniana indicaron que el Ejército ruso habría dado a las fuerzas ucranianas de Crimea hasta las 3 en horario local de hoy para rendirse o enfrentar un asalto, según un reporte de la BBC.

Denuncia ante ONU

Por su parte la Misión de Ucrania ante la ONU denunció ayer en una carta al Consejo de Seguridad el despliegue de 16 mil soldados rusos en Crimea, por lo que pidió que este órgano la ayude a garantizar su integridad territorial.

La Misión de Ucrania afirmó que desde el 24 de febrero pasado, las tropas rusas se han desplegado en buques militares, helicópteros y aviones de carga, con lo que intentan “requisar, bloquear y tomar el control” de oficinas gubernamentales “cruciales” en Crimea.

Ucrania manifestó que entre las instalaciones tomadas en Crimea figuran el Parlamento, todos los aeropuertos civiles y militares, los medios de comunicación, las estaciones de radio, los servicios de aduana, y las bases militares y de guardacostas.

Destacó además que la toma incluyó las oficinas centrales de la marina de Crimea, además de que todos los caminos estaban bloqueados, al igual que las salidas al Mar Negro.

La misiva sostuvo que “los militares rusos casi cada media hora cometen provocaciones en Crimea”, lo que incluye el uso de granadas de salva, y que por ello un oficial ucraniano resultó herido en la cabeza y requirió hospitalización.

En un debate abierto en el Consejo de Seguridad, el representante permanente de Ucrania ante la ONU, Yuriy Sergueyev, solicitó al organismo ‘usar todas las herramientas a su alcance para garantizar la integridad’ territorial de su país. Sergueyev alertó que la presencia de Rusia en Crimea ‘sugiere que habrá una posible intervención rusa en otras parte de Ucrania’, y que pese a la presencia militar de Rusia, su país ha evitado ejercer una ‘activa defensa’ de su territorio. En respuesta, el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, aseveró que la movilización militar en Ucrania es legal, y que según acuerdos bilaterales es posible que 25 mil efectivos rusos puedan ser desplegados en territorio ucraniano. Insistió en que la presencia militar rusa es ‘apropiada y legítima’, debido a que minorías en ese país, en especial los rusohablantes, se encuentran bajo amenaza. Churkin mostró además una carta del depuesto presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, que Rusia sigue reconociendo como mandatario legítimo de Ucrania, en la que pide la intervención militar rusa con el fin de asegurar “la estabilidad” en el país. La versión ofrecida por Churkin fue rechazada por la representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, quien declaró que no existe “ninguna evidencia” de que las comunidades rusas o prorrusas en Ucrania estén bajo amenaza. Samantha Power afirmó que “la movilización de Rusia es una repuesta a una amenaza imaginaria, y que no tiene ninguna base legal, debido a que el Parlamento ucraniano la ha rechazado.La salida a la crisis en Ucrania no es complicada, reiteró ,y que debe empezar por un diálogo entre Rusia y el nuevo gobierno ucraniano. Añadió que observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) serían destacados este lunes en Ucrania. ‘Lo que pasa ahora es una peligrosa intervención militar en Ucrania, un acto de agresión que debe detenerse’, agregó. Los argumentos de Samantha Power fueron apoyados por los representantes de Francia, Reino Unido y Lituania, en tanto que miembros como Ruanda, China y Nigeria subrayaron la necesidad de lograr una resolución pacífica de la crisis.

Advierten represalias

Estados unidos advirtió ayer de que es “muy probable” que imponga sanciones a Rusia si no cesa su intervención militar en Ucrania, mientras el secretario de Estado, John Kerry, viaja a Kiev para presentar un paquete de ayuda a la economía ucraniana y promover una mediación internacional en el país.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado acentuaron sus advertencias a Rusia ante el persistente despliegue militar ruso en la península ucraniana de Crimea, que, en palabras del presidente Barack Obama, sitúa a Moscú “en el lado erróneo de la historia”.

“Estamos examinando una serie de pasos económicos que aislarán a Rusia y tendrán un impacto negativo en su economía y su estatus en el mundo”, dijo Obama antes de reunirse en la Casa Blanca con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Más clara fue la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, quien aseguró que la Administración de Obama se encuentra hoy “mucho más cerca” de decidirse a imponer sanciones que el domingo.”No sólo estamos considerando sanciones; es probable que las implementemos. Estamos preparando esas opciones ahora mismo y es muy probable que sigamos ese camino si las cosas siguen así”, indicó Psaki en una conferencia de prensa telefónica.Las principales opciones que baraja Washington consisten en negar el visado a los máximos responsables rusos, congelar sus bienes en EE.UU. o adoptar medidas restrictivas en el comercio y las inversiones, además de actuar junto a otros países occidentales para suspender la pertenencia de Rusia al G8, según ha adelantado Kerry.Como advertencia previa a esas posibles sanciones, la Casa Blanca anunció hoy la cancelación del viaje de su delegación oficial a los Juegos Paralímpicos de Invierno en Sochi (Rusia) en protesta por la ocupación de Crimea, tal y como ha hecho también el Reino Unido.”Los rusos han invertido más de 50.000 millones de dólares en los Juegos Olímpicos (y Paralímpicos). Les importa la opinión que el mundo tenga de Rusia. Por eso creemos que enviar un mensaje político en coordinación con la comunidad internacional será eficaz”, apuntó Psaki.Kerry, que tenía previsto viajar esta semana a París y Roma, ha añadido una parada a su gira ante la escalada de tensión en Ucrania y llegará la mañana del martes a Kiev, acompañado de la secretaria de Estado adjunta de EE.UU. para Europa y Eurasia, Victoria Nuland.Allí, el jefe de la diplomacia estadounidense insistirá en algo que ya planteó hoy Nuland en Viena- la posibilidad de enviar a Kiev observadores internacionales de Naciones Unidas o de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).”Hemos sido muy específicos al hablar con Rusia sobre cómo puede establecerse una mediación, bajo los auspicios de Estados Unidos, la OSCE u otra organización internacional. Y John Kerry va a ahondar en eso cuando llegue (a Kiev)”, adelantó hoy Obama.Además, el titular de Exteriores estadounidense “ofrecerá paquetes de ayuda económica muy específicos y concretos” para Ucrania con el fin de “estabilizar la economía incluso en mitad de la crisis” con Rusia, añadió el mandatario.El pasado miércoles, antes de la entrada de las tropas rusas en Crimea, Kerry adelantó que Estados Unidos preparaba una ayuda de 1.000 millones de dólares a la economía ucraniana, si bien matizó que todavía no se había tomado una decisión sobre su entrega. Obama pidió ayer al Congreso que actúe hoy mismo para “ayudar a proporcionar a los ucranianos un paquete de asistencia” económica, con una “posición unificada que se aleje de políticas partidistas”.El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Robert Menéndez, afirmó ayer que su comité está preparando un paquete de ayuda a Ucrania, mientras que el líder republicano de la Cámara Baja, Eric Cantor, apuntó que ha instruido a sus correligionarios para que “desarrollen planes para asistir al Gobierno de Ucrania” y “presionar a Rusia”.Tras su paso por Kiev, Kerry llegará mañana a París para asistir a una reunión del Grupo de Apoyo Internacional al Líbano, y estará el jueves en Roma para participar en una conferencia ministerial sobre la transición en Libia.El propio Kerry había adelantado que se reuniría en París con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, si bien hoy Psaki señaló que la convocatoria de esa reunión aún está “por finalizar” y es posible que el encuentro no se produzca.

Rusia | Ucrania

Amenaza una segunda Guerra Fría a Europa por la postura de Rusia, advirtió el diario “Financial Times”.

Crisis más grande

El secretario británico del Exterior, William Hague dice que la situación en Ucrania es la crisis más grande que enfrenta Europa en el siglo XXI, y traerá “costos significativos” a Rusia si no retira sus tropas de Crimea.

Sangriento conflicto

El rotativo agregó que al castigar a Ucrania por lo que denomina revolución, donde fue destituido hace una semana el presidente Viktor Yanokovich, Putin ha creado la posibilidad real de que Moscú y Kiev entren en un sangriento conflicto por años

Prudencia

Si no ha surgido un baño de sangre ha sido por la “admirable” prudencia del nuevo gobierno ucraniano, puntualizó.




Volver arriba