Sube a 259 el número de muertes confirmadas en el ferri surcoreano

SEÚL EFE).- Los equipos de rescate recuperaron hoy once nuevos cuerpos del interior del ferri surcoreano Sewol, que naufragó en el Mar Amarillo el pasado 16 de abril, lo que eleva el número de muertes confirmadas a 259 y deja en 43 el de desaparecidos.

Las tareas de búsqueda se reanudaron esta mañana, cuando se cumplen 20 días de la tragedia, después de suspenderse en la noche anterior por los fuertes vientos y mareas.

El equipo formado por buceadores de la Marina, la Guardia Costera de Corea del Sur y buzos particulares completaron la búsqueda en 61 de los 64 compartimentos del barco donde se cree que quedaron atrapados los pasajeros, del total de 111 estancias del Sewol.

Una vez se examinen los 64 compartimentos, los buzos entrarán en otras zonas comunes del barco como salones, escaleras tiendas y baños, y de no encontrar allí a las víctimas restantes la búsqueda se ampliará a los compartimentos del primer y segundo piso, según explicó hoy uno de los oficiales al mando de las operaciones.

El transbordador, que cubría la ruta entre la ciudad de Incheon, al oeste de Seúl, y la isla meridional de Jeju se hundió en la costa suroeste del país con 476 personas a bordo, 325 de las cuales eran estudiantes de bachillerato de un instituto de la localidad de Ansan, al sur de la capital surcoreana.

Solo 174 personas, incluida gran parte de la tripulación, pudieron ser rescatadas, lo que deja en 302 el número de muertos o desaparecidos.

A la espera de los resultados definitivos de la investigación, se cree que el Sewol volcó después de un giro brusco que desplazó la excesiva carga que transportaba hacia un lado y desequilibró la nave.

La tragedia ha conmocionado al país y ha provocado duras críticas contra el Gobierno y la presidenta, Park Geun-hye, por su gestión del desastre, lo que ha forzado al primer ministro, Chung Hong-won, a anunciar su dimisión.

Park visitó ayer la isla de Jindo, donde se alojan muchos familiares de las víctimas, y aseguró sentirse “definitivamente responsable del accidente en sí mismo así como de la gestión que se ha hecho posteriormente”.

Etiquetas:,