Sospechan de ayuda de chinos en la entrada del narco mexicano a Filipinas

HONG KONG (Notimex).— El gobierno de Filipinas confirmó ayer el arresto de tres personas acusadas de vínculos con el mexicano “Cártel de Sinaloa” y anunció que tomará las medidas necesarias para contrarrestar las actividades de ese grupo en el país asiático.

Una pareja filipina y un chino-filipino, cuyas identidades no se revelaron, fueron arrestados después de semanas investigaciones por autoridades locales y personal antinarcóticos de Estados Unidos, informó la Agencia de Control de Drogas de Filipinas (PDEA).

A los detenidos les fueron decomisados 84 kilogramos de droga sintética durante una redada en la central provincia filipina de Batangas, en lo que sería la primera ocasión que se confirma que un cartel mexicano de drogas opera en Filipinas.

En declaraciones a la agencia filipina de noticias PNA, el jefe de la PDEA, Arturo Cacdac, explicó que la droga decomisada es clorhidrato de metanfetamina, conocida como shabu, con valor de 420 millones de pesos filipinos (unos nueve millones de dólares).

La operación que condujo a los arrestos se llevó al cabo ayer en tanto los ahora detenidos se disponían a almacenar una carga del material ilícito, declaró por su parte el director general de la policía, Alan Purisima, al diario The Philippine Daily Inquirer.

Luego de las detenciones, el vocero presidencial Herminio Coloma habló en conferencia de prensa para garantizar que el gobierno del país asiático “tratará de arrestar a estos infractores de la ley, detener sus crímenes y proteger a la ciudadanía’.

Por ahora las autoridades filipinas desconocen la manera cómo la organización criminal mexicana se introdujo al país, pero dijeron sospechar que hubo una coordinación con grupos chinos.

Purisima señaló que ‘un mexicano financia inicialmente las operaciones con miras a expandir el negocio ilegal. Es un proceso, pero sabemos que acaban de empezar, por eso tenemos que actuar de inmediato para detenerlos antes de que amplíen su presencia’.




Volver arriba