Sentencian por drogas a nueve ex policías y dos civiles en Texas

Texas, Dallas  (Notimex).- Uno de los peores escándalos de corrupción policial en el sur de Texas, ligado al tráfico de drogas a través de la frontera con México, llegó hoy a su fin con las sentencias de nueve ex policías y dos narcotraficantes.

Los 11 involucrados en el caso de la Unidad Panamá fueron sentenciados por un juez federal en McAllen, Texas, en los dos últimos días. Los inculpados recibieron penas de prisión que van de ocho a 17 años de cárcel.

La Unidad Panamá era un grupo antinarcóticos integrado por agentes del Condado de Hidalgo y de la policía de Mission, Texas, constituido para combatir el tráfico de drogas en esa zona.

Sin embargo una investigación antidrogas iniciada por las autoridades federales en 2011 descubrió que los miembros de la ahora extinta Unidad Panamá robaban drogas y dinero en efectivo a narcotraficantes que operaban en el condado de Hidalgo.

Las drogas se vendían luego a otros traficantes para obtener un beneficio. Los policías también colaboraban con algunos narcotraficantes escoltando sus cargamentos o protegiendo sus casas de seguridad.

Jonathan Treviño, un ex agente de la policía de Mission, e hijo de Lupe Treviño, quien entonces era sheriff del condado de Hidalgo, era el encargado de coordinar las operaciones ilícitas de la Unidad Panamá.

Un total de seis ex agentes de policía y presuntos narcotraficantes fueron sentenciados este miércoles, sumándose a otros cinco que recibieron sus sentencias el martes.

El juez federal Randy Crane sentenció este miércoles a Jonathan Treviño a 17 años de cárcel, la pena más alta impuesta a los involucrados en el caso.

Crane también sentenció a 14 años de cárcel a Alexis Espinosa, hijo del jefe de policía de la comunidad de Hidalgo, Rudy Espinosa.

Espinosa dijo en la audiencia que se involucró en las actividades ilícitas de la Unidad Panamá, luego que recibió una propuesta de Treviño, un amigo de la infancia.

Varios de los acusados testificaron ante el juez que Treviño era el líder del grupo porque ofreció protección debido a su influencia en la Oficina del Sheriff del Condado de Hidalgo, encabezada por su padre.
El ex sheriff Treviño ha negado cualquier conocimiento de las actividades ilícitas de la unidad.

Lupe Treviño renunció a su cargo a principios de este mes y se declaró culpable de un delito de lavado de dinero federal relacionados con la toma de fondos de campaña de otro narcotraficante.

Etiquetas:,