Se quedan miles sin luz

Se quedan miles sin luz

El mal clima en EE.UU. congela cables y árboles

Olive Larsen, de 3 años, atrapa nieve con la lengua, mientras su madre la lleva en brazos, ayer en Dallas

FILADELFIA (AP y EFE).- El regulador de servicios públicos de Pensilvania dijo que 451,000 clientes siguen sin suministro eléctrico en momentos en que las regiones del centro-sur y de Filadelfia trabajan para recuperarse de una fuerte tormenta de hielo que afecta esa área.

Jennifer Kocher, vocera de la Comisión de Servicios Públicos de Pensilvania, señaló que la cifra disminuyó aproximadamente en 300,000 clientes afectados durante el día de ayer.

La capa de hielo derribó árboles y ramas a lo largo de una extensión de 160 kilómetros. Durante la noche operaron albergues cuando las temperaturas bajaron mucho más allá del punto de congelación.

Las compañías eléctricas dijeron que el servicio podría restaurarse hoy viernes por la tarde. En la vecina Maryland, cerca de 69,000 clientes no tienen servicio de electricidad.

La segunda tormenta invernal de la semana en el Noreste dejó más de 30 centímetros de nieve en algunos estados, obligó el cierre de escuelas, empresas y oficinas de gobierno, paralizó el tránsito aéreo y causó derrapes de vehículos y camiones en carreteras y autopistas resbalosas, una letanía de angustia ya conocida en un invierno donde las tormentas parecen tropezarse entre sí.

Una característica sobresaliente de esta tormenta fue la gruesa capa de hielo que cubrió árboles y cables de electricidad. La caída de cables causó la interrupción del suministro de energía. Y aunque la tormenta ya pasó, se prevé que sus efectos sigan durante varios días.

“La gente deberá tener paciencia en este momento”, dijo el gobernador Tom Corbett al advertir que un nuevo descenso en las temperaturas durante la noche podría causar más problemas en los caminos. El gobernador emitió una declaración de emergencia por desastre, lo que permite a las agencias estatales utilizar los recursos y personal disponibles. “El daño que estamos viendo en el campo con el número de árboles derribados, no sólo sobre el cableado, sino también bloqueando caminos y más, representan varios temas de logística”, dijo. “El daño es muy similar a lo que vimos durante los huracanes”. En su punto álgido, la tormenta dejó a 849,000 usuarios sin electricidad en Pensilvania, la mayoría de ellos en condados alrededor de Filadelfia. Aunque es de tamaño considerable, no alcanzó a los más de 1.8 millones de usuarios que se quedaron sin luz después de la súper tormenta Sandy ocurrida en 2012.

Reino Unido

En Inglaterra, las autoridades advirtieron ayer que algunas zonas del sur del Reino Unido serían azotadas por nuevas lluvias y fuertes vientos que ocasionarán riesgo de más inundaciones.

Después de un mes de intenso temporal e inundaciones en varias áreas del sur del país, la Oficina Meteorológica Británica alertó que el mal tiempo continuará en el sur y suroeste de Inglaterra y en el sur de Gales.

Esa oficina mantiene en vigor dos alertas graves de inundación, que implican riesgo para la vida, en el condado de Somerset, en el suroeste de Inglaterra, que es el más castigado por los temporales.

Muchos de los hogares del citado condado han tenido que ser desalojados y se prevé que otros muchos residentes de esa área deberán abandonar sus casas ante las nuevas previsiones.

Se espera que el ministro británico de Comunidades, Eric Pickles, haga hoy ante el Parlamento una declaración sobre la crisis generada por las inundaciones y se espera que presida también una reunión del llamado Comité de emergencia Cobra del Gobierno, destinado a tratar asuntos de seguridad.

Pickles presidirá dicho comité en ausencia del titular de Medio Ambiente, Owen Paterson, que ha tenido que pedirse una baja para someterse a una operación de desprendimiento de retina.

En algunas partes la reparación de los daños tomará varias semanas.

Algunos líderes políticos de ese condado y del de Cornualles han expresado inquietud por el coste económico que podría suponer para la economía local la reparación de esos desperfectos.Los partes meteorológicos tampoco son muy alentadores de cara al día de hoy, cuando se prevén más tormentas en muchos puntos del país al tiempo que las autoridades han anticipado hasta 30 milímetros de lluvia mañana por la noche, que continuará previsiblemente durante este sábado.Los expertos han alertado además de fuertes vientos de hasta 128 kilómetros por hora en el sur del país, que podrían ocasionar nuevos daños.

Clima | Estragos

El mal clima está afectando a Estados Unidos y al Reino Unido, con lluvias y nevadas.

Estados Unidos

En su punto álgido, la tormenta dejó a 849,000 usuarios sin electricidad en Pensilvania, la mayoría de ellos en condados alrededor de Filadelfia.

Reino Unido

En este país, algunos líderes políticos de los condados de Somerset y Cornualles han expresado inquietud por el costo económico que podría suponer para la economía local la reparación de los desperfectos causados por el clima.




Volver arriba