Reunión de pontífices

Francisco visita al papa emérito Benedicto XVI

1 / 2


El papa emérito Benedicto XVI (derecha) recibe a su sucesor, el papa Francisco, a las puertas de su residencia en el monasterio Mater Ecclesiae (Madre de la Iglesia). Abajo, juntos en oración en la capilla


CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El papa Francisco visitó durante la tarde de ayer al papa emérito Benedicto XVI, con el objetivo de expresarle sus buenos deseos de cara a la Navidad, según informó en un comunicado la Santa Sede.

La reunión fue en el monasterio vaticano Mater Ecclesiae, donde Benedicto XVI vive desde el pasado abril tras renunciar al papado.

Benedicto XVI recibió en la entrada de su residencia a Francisco y juntos acudieron a la capilla del monasterio para rezar. Acto seguido, ambos mantuvieron una conversación privada de media hora de duración en una de las salas de la residencia.

Una vez concluida la conversación privada, el papa Francisco, acompañado por sus secretarios personales, se despidió de los otros miembros de la “familia” del papa emérito, el prefecto de la Casa pontificia, el alemán Georg Gaenswein y las cuatro laicas consagradas de la comunidad “Memores Domini”.

Esta visita está precedida por una llamada telefónica que tuvo lugar el pasado 18 de diciembre y con la que el actual pontífice quiso felicitar la Navidad a su predecesor.También ayer, Francisco recomendó a través de su cuenta en la red social Twitter pasar la Navidad en silencio para “escuchar la voz del Amor”.

“La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien estar un poco en silencio, para oír la voz del Amor”, tuiteó el pontífice.

No es la primera vez que Francisco visita al papa teólogo.El primer encuentro tuvo lugar el pasado 23 de marzo, en esa ocasión en el palacio pontifico de Castel Gandolfo (sur de Roma), donde el recién elegido Francisco almorzó con el papa emérito en una visita de casi tres horas.Ya en la Ciudad del Vaticano, Francisco visitó del mismo modo a Joseph Ratzinger el 19 de julio, en aquella ocasión para pedirle que le acompañara con sus plegarias durante su visita a Río de Janeiro (Brasil), para la Jornada Mundial de la Juventud.

Por otro lado, el Papa iniciará media hora antes de lo previsto originalmente la misa de Nochebuena, hoy martes en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

La primera “Misa de Gallo” de Jorge Mario Bergoglio como Pontífice comenzará a las 21:30 horas local (3:30 p.m. hora de Mérida) y terminaría antes de la medianoche.

Y es que el obispo de Roma tendrá actividad también el miércoles 25, día de Navidad, cuando al mediodía pronuncie su tradicional mensaje ‘Urbi et Orbi’ (a la ciudad y al mundo), desde el balcón central de la Basílica de San Pedro. El Papa se despedirá del 2013 con el rezo de las primeras vísperas y el canto del ‘Te deum’, la tarde del martes 31 de diciembre, en la solemnidad de María santísima madre de Dios. Siempre en la basílica vaticana.

Aún no se sabe si Francisco mantendrá la tradición de su predecesor, Benedicto XVI, quien solía visitar el pesebre gigante de la Plaza de San Pedro cada 31 por la tarde. Tampoco está confirmado que se una a la inauguración del nacimiento, este 24 por la tarde, como lo hacía Ratzinger. Lo que sí está definido es la misa de inicio de año que Bergoglio presidirá el miércoles 1 de enero por la mañana en la Basílica de San Pedro, no sólo para recibir el 2014 sino también para celebrar la Jornada Mundial de la Paz. El lunes 6 de enero también celebrará una misa para recordar la epifanía del Cristo, conocida también como la fiesta de Reyes Magos. El domingo siguiente, 12 de enero, bautizará a algunos bebés en la Capilla Sixtina.

Nuevo encuentro. El papa Francisco visitó ayer a su antecesor Benedicto XVI en el monasterio vaticano Mater Ecclesiae para expresarle sus buenos deseos en esta Navidad, rezar juntos y platicar durante media hora. 

Vaticano | Pesebre

Recibe el papa Francisco un pesebre gigante para adornar la Plaza de San Pedro.

Tamaño natural

El pesebre, entregado ayer por una delegación de Nápoles, consta de 16 estatuas de tamaño natural, que llegan incluso a medir dos metros, realizadas en terracota policroma con ojos de cristal y vestidos en tela, que recuerdan las composiciones del siglo XVIII.

Escenario rupestre

Las imágenes fueron instaladas en el interior de un escenario que recuerda el paisaje rupestre de la región Campaña. Todas las vestimentas son sencillas, a excepción de aquellas de los “magos de Oriente” en actitud de veneración.

Disposición e iluminación

Una particular disposición permite que el pesebre pueda ser admirado desde todos los lados, a 360 grados. Todo estará cubierto por una atmósfera calurosa, gracias a una técnica de iluminación que permite un juego de luces y sombras.




Volver arriba