Protestas por una nueva ley española

Protestas por una nueva ley española

Miles salen a las calles de Francia, Turquía y España

1 / 4


Abajo, mujeres corean consignas en Madrid mientras se dirigen al parlamento para protestar por una nueva ley de aborto. A la derecha, manifestantes en París protestan por la misma ley, con la torre Eiffel de fondo
Un grupo de activistas españoles protesta en calles de Madrid
Miles de españolas muestran en una protesta su rechazo a una ley referente al aborto y piden la renuncia del ministro de Salud


MADRID (EFE).- Miles de manifestantes en Madrid, Francia y Turquía salieron ayer a las calles para expresar su rechazo ante la reforma de la ley del aborto del Gobierno español.

En Madrid, miles de personas se manifestaron para exigir la retirada de la reforma de la ley del aborto, que pretende cambiar el actual modelo de plazos y limitarlo a casos de violación o cuando esté en riesgo la salud de la madre.

Los asistentes, convocados por la iniciativa “Tren de la libertad”, pidieron también la dimisión del ministro de justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en un ambiente reivindicativo y festivo.

La idea de manifestarse partió de asociaciones de mujeres en Asturias (Norte), a las que se sumaron numerosas asociaciones, partidos y sindicatos, que partieron anteayer de distintas provincias de España para llegar ayer a la capital.

La manifestación, a la que asistieron representantes políticos y figuras del cine, comenzó al grito de “Gallardón dimisión” y con pancartas con lemas como “Decidir nos hace libres”, “Aborto legal”, “Nosotras decidimos”.Elena Valenciano, vicesecretaria general del PSOE -principal partido de la oposición- advirtió al gubernamental Partido Popular (PP) de que, aunque tuvieran todos los escaños del Congreso y los distintos Parlamentos regionales de España, nunca podrán decidir por las mujeres.”Hace tiempo que decidimos ser libres”, señaló Valenciano, en la estación de Atocha donde acudió a recibir al “Tren de la libertad” rodeada de mujeres que no dejaban de gritar “nosotras parimos, nosotras decidimos”.El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares mostró su rechazo al anteproyecto de ley, que tildó de “arcaico” y “medieval, denunció que “trata de imponer un dogma religioso a las mujeres” y aseguró que la reforma “ya está derrotada” y lo único que hace falta es “impedir su entrada al Congreso”.La marcha pasó por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, donde varios manifestantes se detuvieron y lanzaron gritos contra el Gobierno.Posteriormente, tres delegadas de las asociaciones asturianas impulsoras de la iniciativa, acompañadas por la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, entregaron en el Congreso de los Diputados un manifiesto con el título “Porque yo decido”.En el texto piden al Gobierno que mantenga la actual ley, que establece el aborto libre como un derecho de la mujer hasta la semana 14.Por otra parte, el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, que participa en la Convención nacional del gubernamental Partido popular (PP) dijo que “no hay nada más progresista en la vida que proteger a los más desfavorecidos”.Afirmó que el Gobierno ya fijó su posición y recordó que la reforma de la ley del aborto fue sometida a consulta de los órganos constitucionales que deben emitir sus informes y que después de ese trámite volverá al Consejo de Ministros. EFE

En París y en decenas de ciudades de Francia miles de personas manifestaron su rechazo a dicha reforma.

La marcha de París reunió a 30.000 personas, según los organizadores y a 3.000, según la policía, fue convocada por unas noventa asociaciones feministas francesas.Con Le Planning Familial a la cabeza, y apoyada por el Partido Socialista (PS) francés, formaciones políticas de izquierdas, Médicos del Mundo o las feministas radicales de Femen, la manifestación se desarrolló sin incidentes y en un ambiente festivo entre el Campo de Marte y la embajada de España en Francia.”Nosotras parimos, nosotras decidimos” o “Mujeres unidas jamás serán vencidas” fueron algunos de los eslóganes que corearon los manifestantes -mujeres en su mayoría- en su recorrido parisino en el entorno de la Torre Eiffel, donde pudieron verse banderas españolas, francesas, tricolores republicanas y enseñas arco iris.El rostro más reconocible de cuantos concurrieron en la protesta fue el de la “número dos” del ayuntamiento parisino y candidata socialista a la alcaldía de París, Anne Hidalgo, nacida en San Fernando (Cádiz, España).”Estoy aquí por solidaridad con las mujeres españolas. Somos muchas. Aquí hay mujeres de izquierdas, mujeres del movimiento asociativo, mujeres de derechas, mujeres de todos los horizontes que dicen que no podemos retroceder”, declaró a Efe Hidalgo, favorita en las encuestas para convertirse en la nueva alcaldesa de París.En perfecto castellano, la gaditana destacó que Francia ha “copiado” a España en su legislación relativa a la igualdad de género, por ejemplo en el caso de la violencia machista, y pidió al ejecutivo del país vecino que no retroceda “siglos” con una ley que “el pueblo español ha dicho que no quiere”.El Gobierno de Mariano Rajoy aprobó un proyecto de reforma de la actual ley de plazos, que limita el aborto en España a los supuestos de violación y peligro para la vida de la madre.Hidalgo destacó que en Francia siempre ha existido “un consenso entre mujeres de izquierdas y mujeres de derechas para luchar por un derecho fundamental” y se dirigió directamente a las mujeres del gobernante Partido Popular (PP) para pedirles que no apoyen ese anteproyecto de ley.”No podéis dejar esto. Nosotras, mujeres de todos los partidos, os miramos, os apoyamos, pero no podéis ser las mujeres que darán el voto para esta regresión”, concluyó.Por su parte, la responsable de la asociación Le Planning Familial para la región de París, Isabelle Louis, subrayó que la manifestación parisina sirve para apoyar el “derecho al aborto en España y en Europa”.”Hay un movimiento muy extremista de derecha contra los derechos de las mujeres y tenemos mucho miedo por las elecciones que van a venir”, dijo Louis, en referencia a las próximas elecciones al Parlamento Europeo (PE).Además de secundar en Francia la protesta, una delegación de feministas francesas se desplazó hasta Madrid para participar en la manifestación organizada en la capital española, mientras que cerca de 9.000 personas han secundado una campaña de recogida de firmas en Francia a través de Internet.La protesta coincide con la tramitación parlamentaria en Francia de una ley que avanza en el sentido opuesto a la reforma española y que considera la interrupción voluntaria del embarazo un derecho de las mujeres, no sometido al supuesto de “desamparo”, como hasta ahora.En Francia, donde el aborto se despenalizó en 1975, se practican cada año unas 200.000 interrupciones voluntarias del embarazo, según los datos de los profesionales del sector. EFEAsimismo en Estambul varias decenas de mujeres se manifestaron ayer ante el consulado español contra la reforma de la ley del aborto bajo consignas como “el aborto es nuestro derecho”, rezaba, en castellano, la pancarta que las activistas colgaron del portón del consulado español.Otro cartel en turco aseguraba- “El PP, el AKP español, no podrá prohibir el aborto”, comparando así el Partido Popular a la formación gubernamental de Turquía, que en 2012 prometió modificar la hasta ahora liberal ley del aborto, pero que se echó atrás ante las masivas protestas de las organizaciones feministas.”Aquí lo vivimos- el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, equiparó el aborto con una masacre y quiso prohibirlo. Ha tenido que desistir, pero nos sentimos solidarias con las mujeres españolas que ahora pasan por lo mismo”, explicó a Efe Sakina, una de las activistas.”No permitiremos que el Estado, los hombres, el capital o la medicina ganen el control sobre la fertilidad de la mujer”, prometía el comunicado que Sakina leyó ante el consulado.Aunque coincidía con las manifestaciones en Madrid, el acto fue espontáneo- “Nos enteramos por la prensa de que lo que pasa en España y decidimos mostrar nuestra solidaridad con las compañeras, decirles que les acompañamos en su lucha”, añadió.Otra activista, Eda, añadió que pese a que el aborto sigue siendo libre en Turquía, hasta la décima semana, las mujeres se encuentran cada vez con más dificultades en los hospitales públicos, donde se les ponen a veces trabas incluso después de haber sufrido una violación.”No renunciaremos a nuestro derecho a abortar, ni en España ni en Turquía”, coreaban las manifestantes, al dejar sus carteles y pancartas en el portón del recinto, sin que hubiera reacción por parte del personal del consulado o los vigilantes.

Aborto | Marcha

En varias ciudades europeas se manifestaron contra una nueva ley de aborto.

Madrid

La marcha pasó por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, donde varios manifestantes se detuvieron y lanzaron gritos contra el Gobierno.

París

La marcha de París reunió a 30,000 personas, según los organizadores, o 3,000, según la policía de esa ciudad.




Volver arriba