Protestas de estudiante en Chile derivan en actos vandálicos y enfrentamientos

Protestas de estudiante en Chile derivan en actos vandálicos y enfrentamientos

1 / 27


Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.
Lo que comenzó como una pacífica protesta de estudiantes chilenos en contra de las reformas en educación emprendidas por la presidenta Michelle Bachelet, se tornó en un disturbio cuando jóvenes con el rostro cubierto llegaron a la manifestación a cometer actos vandálicos. La respuesta de la policía de Santiago no se hizo esperar, lo que desembocó en choques entre agentes y encapuchados.





Volver arriba