Presentan cuatro cargos por pederastia contra sacerdote polaco

El sacerdote polaco Wojciech Gil enfrenta cuatro cargos por pederastia

VARSOVIA  (EFE).- La fiscalía de Varsovia acusó hoy al sacerdote polaco Wojciech Gil, sospechoso de pederastia en la República Dominicana, de cuatro cargos contra la libertad sexual de menores, dos de ellos en Polonia en 2006, antes de su marcha a la isla caribeña.

Tras la comparecencia de Gil, que duró una hora y media, el portavoz de la fiscalía, Przemyslaw Nowak, informó de que el acusado se declaró inocente y rechazó responder a la mayoría de preguntas planteadas por el ministerio público.

Nowak confirmó que se ha solicitado al juez competente una orden para prolongar la detención de Wojciech Gil.

La fiscalía ha entrevistado a docenas de testigos durante los últimos meses y ha recogido numerosas evidencias, además de los documentos remitidos por las autoridades dominicanas, explicó Nowak.
Finalmente hoy presentó cuatro cargos contra la libertad sexual de menores, tres por actos de contenido sexual y uno por haber mantenido relaciones sexuales con un mejor.

De probarse las acusaciones, el sacerdote podría pasar hasta doce años de prisión según la legislación de Polonia, ya que las acusaciones presentadas se refieren siempre a chicos con edades inferiores a los 15 años.

La base para la apertura de esta investigación fue la información que la fiscalía obtuvo del representante diplomático polaco en Bogotá (Colombia), confirmada posteriormente por la oficina del fiscal en la República Dominicana.

Según la fiscalía dominicana, Wojciech Gil abusó sexualmente de por lo menos siete adolescentes en la comunidad de Juncalito, que abandonó el año pasado tras difundirse el caso.

Wojciech Gil fue arrestado ayer en el domicilio de su familia, en las cercanías de Cracovia (sur de Polonia), y de ahí trasladado a Varsovia para comparecer ante la fiscalía.

El sacerdote permanecía con su familia en Polonia desde que se hicieron públicas las acusaciones de abuso a menores en la República Dominicana.

Además de Wojciech Gil, otro religioso polaco, el arzobispo Joszef Wesolowski, ex nuncio apostólico en la República Dominicana, está acusado de abusos a menores en la isla




Volver arriba