Policía china detiene a periodista por publicar “falsedades”

PEKÍN (EFE).- Un periodista chino que trabajaba en el portal de internet Boxun, un medio de comunicación censurado en China, fue detenido por publicar “información falsa”, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Se trata de Xiang Nanfu, de 62 años, que escribía desde 2009 bajo el pseudónimo de “Feixiang” (“volar” en mandarín) en Boxun, una página web que informa de temas sensibles de la actualidad china y cuya sede está en Estados Unidos.

“El residente de Pekín (en referencia a Xiang) fue detenido por publicar información falsa a cambio de dinero, perjudicando seriamente la imagen del país”, aseguró la Policía.

Entre las falsas noticias escritas por el periodista detenido, siempre según la versión oficial, se encuentran informaciones sobre expropiaciones de tierras de forma violenta, agresiones de policías a peticionarios o una supuesta trama de tráfico de órganos de personas vivas organizada por el Gobierno chino.

El Ministerio de Seguridad Pública de Pekín aseguró que, por estas informaciones, Xiang “estaba muy bien pagado” y que, tras su arresto el pasado 3 de mayo, “confesó sus crímenes y mostró su arrepentimiento”.

El periodista, que en 2013 publicó más de 1.300 artículos en el portal “Boxun”, empezó a colaborar con la web en 2004, cuando escribió sobre la demolición de su casa y la baja compensación que recibía de las autoridades.

En un comunicado en su página web, Boxun rechazó las acusaciones contra Xiang y aseguró que el medio “siempre trató de denunciar los hechos a pesar de los recursos limitados, que no permitieron pagar enormes sumas de dinero a sus reporteros voluntarios en China”.

“Esta es otra señal clara del rápido deterioro de los derechos humanos en China”, añadió el comunicado.

Pocas semanas antes del 25 aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen, China se encuentra en medio de una dura represión contra la disidencia, que este año ha comenzado antes y afecta a más personas que en campañas anteriores.

Las autoridades chinas detuvieron la semana pasada a una periodista por proporcionar secretos de Estado a medios extranjeros, un arresto que se suma a la detención de seis activistas más, entre ellos abogados, académicos o más profesionales de la información.

Etiquetas:, ,