Pena de muerte a magnate chino por homicidio y corrupción

PEKÍN (EFE).- Un tribunal de la ciudad de Xianning (Hubei, centro del país) sentenció hoy a pena de muerte al magnate de la minería china Liu Han por homicidio, corrupción y otros delitos.

El millonario, de 48 años, fue declarado culpable de “organizar, dirigir y participar en una banda criminal y de planear hasta nueve homicidios intencionados”, recoge la agencia oficial de noticias Xinhua citando la sentencia del tribunal, que también está juzgando a 35 acusados más que formaron parte de la banda.

Uno de ellos es el hermano de Liu Han, Liu Wei, que también fue condenado a muerte, mientras que otros miembros han recibido sentencias que van desde los once años de prisión hasta la pena capital.

Según la acusación, el millonario acumuló alrededor de 7.000 millones de dólares (5.130 millones de euros) a través de prácticas corruptas durante la presidencia del grupo Hanlong -la mayor empresa privada de la provincia de Sichuan (centro del país)-, que cuenta con decenas de compañías subsidiarias en sectores como el eléctrico, energético, finanzas o inmobiliario.

Según la corte, a partir del año 1997, cuando ambos hermanos crearon el grupo Hanlong con su socio Sun Xiaodong -quien está siendo investigado en un caso separado-, contrataron a una banda de matones y el grupo se convirtió gradualmente “en una organización delictiva relativamente estable”.

“Con la ayuda de sicarios, planearon y cometieron asesinatos y asaltos, encerraron a sus enemigos y los extorsionaron, llevaron a cabo comercio ilegal y tiranizaron a la población local”, según la acusación.

La sentencia a Liu Han supone el fin de uno de los procesos judiciales dirigidos a los empresarios privados de alto nivel en China desde que Xi Jinping asumió el cargo de presidente y prometió luchar contra las prácticas corruptas tanto en las altas como las bajas esferas de la sociedad.

A Liu Han se le relaciona, además, con el ex jefe de la Seguridad china Zhou Yongkang, aún miembro del Politburó, y objeto de una investigación anticorrupción según varias publicaciones.

El periódico South China Morning Post apuntó que en algunos documentos del auto contra Liu aparecía el nombre del hijo mayor de Zhou Yongkang, Zhou Bin, con quien el magnate había acordado al menos dos negocios.

Algunas fuentes consultadas por el diario hongkonés aseguran que, en 2003, Zhou Bin vendió una compañía de turismo con sede en Sichuan a Liu por un precio hasta tres veces superior del estimado, debido a que el magnate estaba “muy interesado en mantener la relación con los Zhou”.

Además de una ex figura de peso en la industria petrolera china, Zhou Yongkang fue también el máximo dirigente del Partido Comunista en Sichuan en el periodo en el que Liu amasó su fortuna, sobre todo a través de actividades mineras e inmobiliarias.

De confirmarse su imputación, el ex “zar” de la seguridad sería el ex líder político de mayor rango procesado en décadas en la segunda potencia mundial.

Etiquetas:, , ,