Propone México auspiciar cumbre de Tratado sobre Comercio de Armas

NACIONES UNIDAS (Notimex).— La delegación de México propuso hoy auspiciar la primera conferencia de los Estados partes del Tratado sobre Comercio de Armas de la ONU (ATT, por sus siglas en inglés), que podría ser celebrada a principios de 2016.

En una sesión en la Asamblea General, el encargado de asuntos políticos de la Misión de México ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ricardo Alday, aseveró que ‘México aspira a auspiciar la primera conferencia de Estados partes del ATT’.

La intención, de acuerdo con Alday, sería ‘configurar un régimen global que permita contrarrestar las consecuencias del tráfico ilícito de armas convencionales en nuestras sociedades’.

La propuesta de México ante la Asamblea General sucede a una semana de que el ATT cumpliera un año de ser aprobado por este órgano de la ONU y de que 18 países lo ratificaran. Este es el primer tratado legalmente vinculante sobre el comercio de armamento en el mundo.

Con la ratificación en conjunto de la semana pasada, suman ya 31 los Estados que han aprobado el ATT, incluido México. Luego de ser ratificado por 50 Estados, el ATT entraría en vigor en un plazo de 90 días.

En ese sentido, Alday expresó que México celebró el primer aniversario de la adopción del ATT y refrendó ‘su compromiso con la pronta entrada en vigor y cabal instrumentación’ de este compromiso internacional.

De acuerdo con expertos sobre comercio de armas, es posible acumular las 50 ratifciaciones del ATT durante la sesión plenaria de la Asamblea General en septiembre próximo, con lo que el acuerdo entraría en vigor a finales de 2014 o principios de 2015.

La primera conferencia de los Estados partes sería organizada aproximadamente un año después de la entrada en vigor del ATT, con el fin de revisar su cumplimiento y delimitar sus alcances.

El ATT tiene como objeto prohibir la venta de armas a países que cometen graves violaciones a los derechos humanos, donde haya riesgos de que ocurra un genocidio o sean perpetrados crímenes contra la humanidad, así como evitar su desvío a actores no estatales.

 




Volver arriba